El presidente colombiano Iván Duque anunció la captura del jefe de finanzas de la red de narcotráfico Clan del Golfo, el cartel más importante de Colombia, quien además es hermano del líder de esa organización criminal.

Duque señaló que en una operación conjunta de las autoridades fue detenido Carlos Mario Usuga, alias “Cuarentano”, en una zona del departamento de Córdoba, al norte del país.

“Era su principal hombre de confianza y quien manejaba las finanzas de esa estructura del narcotráfico… Esta operación impecable nos reafirma en nuestro compromiso de luchar contra cualquier estructura criminal”, dijo el mandatario.

[EL jefe del Comando Sur de EE. UU. prepara “el día después” del régimen de Nicolás Maduro ]

“Cuarentano” tenía varias órdenes de captura por parte de la fiscalía por los presuntos delitos de concierto para delinquir, narcotráfico y homicidio. Además estaría vinculado con los asesinatos de varios líderes de derechos humanos.

El director de la policía, Oscar Aterhotua, dijo en rueda de prensa que la captura “es muy importante ya que le estábamos haciendo seguimiento desde hacía mucho tiempo y es una persona que integraba esta organización desde hace muchos años y tenía mucha injerencia”.

El Clan del Golfo tiene influencia en varias zonas del país, especialmente en los departamentos de Antioquia, Chocó, Córdoba, Meta y en la región de Urabá, limítrofe con Panamá, donde nació y continuó su expansión hacia otras zonas del territorio colombiano, incluida la frontera con Venezuela, según las autoridades. El Clan del Golfo trabaja en alianza con los carteles mexicanos, especialmente el de Sinaloa.

Según el Ministerio de la Defensa la organización estaría integrada por al menos 2.000 hombres.

El Clan del Golfo, liderado por Dairo Antonio Usuga David, más conocido por su alias de “Otoniel”, surgió hace más de una década cuando muchos miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia no quisieron acogerse a una desmovilización. La fiscalía colombiana acusa a sus integrantes de narcotráfico, homicidio y hurto. Estados Unidos ofrece una recompensa de cinco millones de dólares por la captura de “Otoniel” y las autoridades colombianas un millón de dólares.

Según informes de inteligencia “Cuarentano” manejaba todas las finanzas del Clan del Golfo que envía cocaína, especialmente en lanchas, vía Centroamérica hacia Estados Unidos.

[TRUMP DICE QUE ES ‘EL ELEGIDO’ PARA PROTEGER A EE. UU. DE LAS TRAMPAS COMERCIALES DE CHINA]

De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, desde enero de 2016 hasta finales de febrero de 2019 han sido asesinados en Colombia 462 líderes de derechos humanos, crímenes que se atribuyen al Clan del Golfo, disidencias de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Le puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Categorías: América Colombia