Redacción BLes – El pasado 8 de agosto, Ramona Treviño visitó Buenos Aires para participar, junto a miles de personas, en la marcha por la vida que conmemoró el aniversario del rechazo al proyecto de legalización del aborto en el Senado argentino.

En su viaje por el país sudamericano, el relato de la historia de la Sra. Treviño conmovió a los oyentes que escucharon su testimonio ya que demuestra que las personas pueden cambiar radicalmente su manera de ver la vida: pasó de ser gerente de una clínica abortista a una férrea activista provida.

Trabajando en la oscuridad

Treviño trabajó 3 años en una clínica de Planned Parenthood (IPPF por sus siglas en inglés) en Sherman, Texas. IPPF es la mayor red de clínicas de abortos en Estados Unidos.

[Fue concebida producto de una violación y hoy lucha activamente para ‘salvar las 2 vidas’]

En un diálogo con BLes, esta señora -casada y con 6 hijos- explica que autojustificaba su accionar ya que en el establecimiento que dirigía no se realizaban los abortos, sino que los derivaban a otra clínica asociada.

De esta forma, señala, quería sentir que ella no era culpable de lo que pasara con las mujeres que decidían someterse a un aborto, ni tampoco de la muerte de sus hijos.

[“El aborto es un crimen, que no te laven el cerebro”: el post de Eduardo Verástegui que se ha hecho viral]

Sin embargo, destaca que lo que vivía allí le hacía ‘ruido’ internamente ya que, denuncia, desde la organización, por ejemplo, se promueve un estilo de vida promiscuo, incluso desde una edad temprana.

Más aún, IPPF ha sido denunciada hace varios años por vender las partes de los bebés abortados en un escándalo que está investigando el Congreso de Estados Unidos y el FBI.

Un cambio radical

En el año 2011, gracias a la influencia de una vigilia a favor de la vida por 40 días afuera de su lugar de trabajo y a la inspiración de una estación de radio católica local, la Sra. Treviño decidió hacer lo que venía pensando hace tiempo: renunciar a su cargo en la clínica de Planned Parenthood (que luego derivó en el cierre del lugar).

“En una radio católica, la conductora del programa le comentó a un señor: ‘Al fin de la vida, nos vamos a encontrar en frente de Dios, y Él te va a preguntar si conocías el tema del aborto, también te va a preguntar si sabías que están desmembrando los bebés del vientre de la mamá”, recuerda la Sra. Treviño con un español claro a pesar de ser tercera generación de inmigrantes mexicanos en Estados Unidos.

videoinfo__video2.bles.com||92d9c6663__

“Y Dios te va a decir, ‘¿y qué hiciste?'”, relata.

“Ese fue el momento clave cuando me dí cuenta que sí, realmente tenía sangre en las manos”, reflexiona.

“En los últimos meses que trabajé como gerente se me fue convirtiendo el corazón y volví otra vez a practicar mi fe”, señala esta creyente católica.

Treviño publicó un libro con su historia y actualmente es conferencista contra el aborto.

Explica que cuando algunas personas tratan de defender a Planned Parenthood lo hacen como si fuera un lugar destinado a la salud, sin embargo, afirma, se trata de un negocio del aborto, donde la clínica gana millones de dólares -comenta que en Estados Unidos se realizan unos 3000 abortos al día-.

“Me di cuenta que mi silencio me condenaba”, apunta y explica: “¿Cómo puedo justificar eso trabajando en un negocio donde se promueve el aborto y ganan millones de dólares con la muerte de los bebés, causando sufrimiento a las familias y destruyendo mujeres y hombres?”.

Nuevos vientos

El auge de las redes sociales y el avance de la ciencia y la tecnología han permitido que muchas personas ‘despierten’ acerca de lo que realmente es el aborto.

Es por eso que la Sra. Treviño expone sus testimonio para que sirva para concientizar a las personas de todo el mundo.

“El mensaje más importante que yo les puedo compartir es que no cometan el mismo error de Estados Unidos y otros países donde se ha legalizado el aborto”, señala Treviño resaltando las visibles consecuencias tras los 46 años de aborto legal en el país norteamericano, en el que reside.

“Un país que destruye su futuro, o sea, sus niños, no tiene futuro”, advierte.

Sigue leyendo:

. Fue concebida producto de una violación y hoy lucha activamente para ‘salvar las 2 vidas’.

. “El aborto es un crimen, que no te laven el cerebro”: el post de Eduardo Verástegui que se ha hecho viral.

. La Administración Trump no financiará a instituciones que recomienden clínicas abortistas.

Le puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__