La negación a ingerir alimentos líquidos o sólidos -o ambos- es uno de los 198 métodos de lucha No-Violenta descritos por el académico estadounidense Gene Sharp en su libro “De la dictadura a la democracia”. El ayunar con la exigencia de algo que se considera legítimo, es un acto utilizado por la derecha ideológica, o la izquierda lapidaria, por ateos, o creyentes, y hasta por pobres, o ricos en este mundo de hoy.

Un ciudadano cubano y patriota, albañil por profesión, licenciado en Teología por graduación y cristiano evangélico por vocación decidió realizar una huelga de hambre de alimentos sólidos, a partir del 12 de agosto último, en la ciudad de Santa Clara, al centro de Cuba, para expresar su desaprobación ante la detención de su hijo por parte del Estado Totalitario cubano, quien impidió que el vástago de Guillermo del Sol Pérez saliera fuera de la Isla en viaje de intercambio de jóvenes líderes religiosos.

En su conocido bregar contra los demócratas, sujetos de cambio político-social al interior de Cuba, a los que sin lugar a ninguna duda pertenece el compatriota Guillermo del Sol Pérez en esta Isla-Prisión, la Dirección de Contrainteligencia del Ministerio del Interior intenta implantar la confusión. Un objetivo que trata de alcanzar es el desprestigio del anticastrista, pues sabe de sus convicciones pro-democracia y que además es un hombre de profundas convicciones de fe.

[Crónicas del dolor en Cuba]

Esa también llamada “Seguridad del Estado”, o “Policía Política”, conoce perfectamente, que la exigencia del ayunante es peligrosamente coherente y sobre todo visibiliza ante la opinión pública el incumplimiento de las propias leyes por parte del Estado. Algo que desmonta el discurso “aperturista” y “humanista” de unas de las dictaduras más crueles del mundo.

Guillermo del Sol lleva a cabo un ayuno de alimentos sólidos, debido a su condición de diabético grado II y por haber padecido durante muchos años de cólicos nefríticos en sus riñones. Debido a esto él ingiere agua, que es el principal alimento líquido proporcionado por la madre naturaleza y que también se encuentra en todas las formas de alimentación conocidas por la ciencia, hasta ahora.

[Jeffrey Epstein viajó a Cuba invitado por Fidel Castro, aseguró expresidente de Colombia]

Así los oficiales del G-2 Neo-Raulista intentan confundir a una expectante sociedad cubana frustrada por 60 largos años de engaños y manipulaciones, en este sentido han dado a entender, que, Del Sol Pérez, hace una huelga de hambre de alimentos sólidos, pero también líquidos, una cuestión que no es cierta, y va encaminada a desacreditar el ayuno prolongado de Guillermo, al ayunante, pero fundamentalmente al motivo del mismo que lo impulsa a atentar contra su vida, acción en favor de que se cumpla la “ley” estatuida por el mismo Estado Totalitario, y dejen salir a los jóvenes cubanos que lideran espacios de la sociedad civil.

Los ayunos y las huelgas de hambre

En la praxis de las huelgas de hambre nunca será lo mismo un ayuno de alimentos sólidos comparado con uno de alimentos sólidos y líquidos, toda vez que la respuesta del cuerpo humano sometido a la abstinencia de nutrientes, se comportará de un modo totalmente distinto en aquellos que deciden entre alimentos sólidos, líquidos, o ambas pautas al ayunar, además, que la medicina como ciencia posee sus parámetros para una u otra huelga.

Durante una abstención de nutrientes sólidos y líquidos, el colapso corporal se debe producir entre los 8 y los 12 días de haber comenzado la huelga de hambre. Porque la no entrada de líquidos al cuerpo humano acarrea una parálisis renal y hasta cardíaco, ya que la sangre tiende a hacerse espesa y esta condición física modifica y obstaculiza todo el funcionamiento fisiológico del organismo.

Pero cuanto se realiza un ayuno solamente de alimentos sólidos, como el que escenifica Guillermo del Sol Pérez, el comportamiento corporal es totalmente distinto, porque al entrar agua al cuerpo, no existe deshidratación ni parálisis renal. Debido a que el deterioro corporal es mucho más lento y se van perdiendo los nutrientes esenciales con lentitud, por lo que el colapso del organismo debe darse entre los 35 y los 50 días.

Otros varios factores pueden acelerar o retrasar la pérdida de conocimiento o colapso del ser humano que lleva a cabo un ayuno de alimentos, como el que ejecuta del Sol Pérez hace 30 días de la fecha a acá. Éstos pueden ser: genética familiar, historia de enfermedades padecidas, hábitos tóxicos, y hasta el nivel de humedad y temperatura imperantes donde se hace la huelga de hambre.

Guillermo del Sol Pérez ha entrado en estos momentos en el horizonte de eventos de la huelga de hambre, pues ya se hacen sentir los ayunos prolongados de alimentos sólidos y la presión de la policía política contra su persona, su cuerpo ha ido desgastando los músculos, y la piel ya se anuncia cetrina con la mirada a veces opaca, luego de tantos días sin probar bocado alguno, sujeto a una enfermedad de base como es la diabetes tipo II, los riesgos se han anunciados uno por uno, y muchos tememos el naufragio de su vida, ¿qué sucederá de aquí en adelante?, ¿su muerte, que triunfe el buen sentido y el comunismo cubano deje salir a su hijo y otros jóvenes líderes?

El altruismo demostrado con esta huelga de hambre, realizada por el contestatario al Castrismo, es que Guillermo Del Sol Pérez exige que saquen del listado de “regulados” no sólo a su vástago, a quién impiden viajar fuera de Cuba. Él se sacrifica también por todos los cubanos y cubanas bajo la categoría de “regulados”, siguiendo la doctrina bíblica de que “el amor más grande posible, es entregar la vida por los demás”.

Por Guillermo Fariña Hernández para BLes.com.

Sigue leyendo:

. Crónicas del dolor en Cuba.

. Jeffrey Epstein viajó a Cuba invitado por Fidel Castro, aseguró expresidente de Colombia.

. “Cuba es la cabeza de la serpiente en el hemisferio”: Entrevista a Guillermo ‘Coco’ Fariñas.

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__