Este miércoles murió el ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Marcelo Albornoz, quien era investigado junto a otros tres jueces por irregularidades al interior del tribunal de alzada.

Familiares se comunicaron durante la mañana con la Corte para dar cuenta del deceso.

En tanto, fuentes de Radio Bío Bío informaron que Albornoz se habría suicidado con un arma de fuego en su casa.

La situación se comunicó luego de que este martes fuera objeto de una resolución disciplinaria del pleno de la Corte Suprema al abrir un cuaderno de remoción en su contra y suspenderlo con cuatro meses con medio goce de sueldo.

El suicidio se habría registrado en su domicilio en Rancagua durante la madrugada de este miércoles y, se informó que la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones se encuentra en el lugar.

Precisamente en la investigación que también indaga a Marcelo Vásquez y Emilio Elgueta, Albornoz tenía un sólo cargo en su contra tras haber recibido dinero de un imputado.

A través de Bío Bío Chile

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China  

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: América Chile

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.