NUEVA ORLEÁNS (AP) — Una tormenta inundó las calles en Nueva Orleans y provocó que se emitiera el miércoles una alerta de un poderoso tornado en la ciudad cuando aumentaron las preocupaciones de que un clima incluso peor se dirige hacia Luisiana y otros estados a lo largo del Golfo de México.

Contenedores de basura se cayeron de costado y trozos de madera flotaban en las calles inundadas por las lluvias en Nueva Orleans. Durante la hora pico matutina, el agua llegaba al nivel de las puertas de muchos autos.

Las tormentas se asociaron con un área más extensa de clima alterado en el Golfo de México que se según pronósticos se fortalecerá para este fin de semana cuando la región se verá amenazada por lluvias torrenciales.

Graves inundaciones
Graves inundaciones

Una vez que se intensifique, el sistema climático podría llevar al ya crecido río Mississippi muy cerca de los máximos niveles de los diques que protegen a Nuevo Orleans, señalaron los meteorólogos.

“Podría haber una cantidad considerable de diques sobrepasados del río Mississippi en la parroquia Plaquemines, tanto en la orilla este como oeste”, dijo el miércoles el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, en conferencia de prensa.

Graves inundaciones
Graves inundaciones

El condado está justo al sureste de Nueva Orleans e incluye gran parte de los suburbios de la ciudad.

Pero no sólo está en riesgo Nuevo Orleans, dijo Edwards. Soldados de la Guardia Nacional y vehículos para altos niveles de agua se posicionarán en el estado, agregó.

“Toda la costa de Luisiana está en riesgo por esta tormenta y hablamos de hasta 10 a 15 pulgadas (25 a 38 centímetros) de lluvia en un periodo de 24 horas que comenzará el viernes, así que es un corto periodo de tiempo para lluvia tan intensa”, dijo Edwards.

El gobernador dijo que declarará emergencia a nivel estatal en las próximas horas.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: América EE. UU.