El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que continuarán los esfuerzos diplomáticos para la desnuclearización de Corea del Norte, un día después de que un funcionario norcoreano afirmó que ya no quería alcanzar un acuerdo con él en las negociaciones.

“Nada ha cambiado”, comentó Pompeo a periodistas en Washington. “Seguiremos trabajando para negociar; aún a cargo del equipo. Obviamente, el presidente (Donald) Trump está a cargo del esfuerzo general pero lo hará mi equipo”, agregó.

Pompeo dijo que los diplomáticos estadounidenses liderados por el enviado especial para Corea del Norte, Stephen Biegun, seguirán trabajando por la desnuclearización de Corea del Norte, algo con lo que, afirmó, el líder norcoreano, Kim Jon Un, se comprometió en junio.

“Estoy convencido de que tendremos una oportunidad real de lograr ese resultado”, aseguró Pompeo en una conferencia de prensa conjunta tras una reunión con los ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa de Japón.

Al responder una consulta, Pompeo dijo que creía que era posible mantener un compromiso diplomático con Corea del Norte pese a no proporcionar el alivio de sanciones que había estado exigiendo.

“Seguiremos presionando a Corea del Norte para que abandone todas sus armas de destrucción masiva, programas e instalaciones relacionados con misiles balísticos”, afirmó. “Seguiremos aplicando todas las sanciones sobre Corea del Norte y alentando a todos los países a hacerlo”.

El funcionario de la cancillería norcoreana a cargo de los asuntos con Estados Unidos dijo el jueves que su país ya no quería tratar con Pompeo y que debería ser reemplazado en las conversaciones.

Dichas declaraciones se produjeron horas después de que Corea del Norte anunciara su primera prueba de armas desde que la segunda cumbre entre Trump y Kim.

A través de Voz de América        

Ir a la portada de BLes

Categorías: América EE. UU.