El presidente de EE. UU. Donald Trump, en su visita a McAllen, Texas, el 10 de enero, enalteció la labor de los agentes de patrulla fronteriza y recibió apoyo para su plan de seguridad fronteriza, en tanto que aludía, una vez más, al aporte económico de México para la construcción del muro fronterizo.

“México pagará por el muro, no digo que México me dará un cheque por veinte billones o diez billones, pero pagará”, declaró el presidente de los Estados Unidos ante los periodistas, con respecto a una de sus promesas de campaña electoral, según Daily Mail.

El mandatario se refirió a que México contribuirá de manera indirecta a la construcción del muro divisorio entre las dos naciones, y específicamente con las utilidades obtenidas por los estadounidenses durante las transacciones generadas por el acuerdo de libre comercio USMC, firmado entre las naciones de América del Norte: Estados Unidos, México y Canadá.

Trump asistió a la frontera sur de su país para reforzar la solicitud que hizo, de 5.700 millones de dólares para invertir en seguridad en la región de frontera, incluyendo un tipo de separación física.

Son múltiples los hechos enumerados por el presidente, para demostrar lo necesario de la inversión, no obstante el opositor Partido Demócrata se niega a aprobar la suma solicitada por el gobierno.

Por su parte, los demócratas quieren que se abra el gobierno, parcialmente cerrado, pero el presidente le preguntó a Nancy Pelosi si aprobaría el presupuesto cuando él abriera el gobierno, a lo que la Presidenta de la Cámara respondió que no.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!