El mandatario peruano mantuvo reuniones secretas en una casa particular, en lugar de tenerlas en Palacio de Gobierno. Se registraron varias citas en octubre y noviembre pero se cree que lo viene haciendo desde que llegó al poder.

El presidente comunista Pedro Castillo no para de caer en escándalo tras escándalo. Luego de sobrevivir un voto de confianza en el Congreso tras pelearse con su jefe de Gabinete y que se le parta la coalición parlamentaria, ahora un nuevo conflicto de corrupción puso en jaque su gobierno.

Un reportaje presentado por el programa periodístico Cuarto Poder el pasado domingo 28 de noviembre presentó evidencia que Castillo estuvo manteniendo reuniones políticas en su casa personal ubicada en el distrito de Breña, en vez de hacerlo en la Casa de Gobierno como exigen las reglas de transparencia del Estado.

Si bien su casa quedó a su nombre desde que llegó al poder, Castillo se mudó a la residencia oficial y estas visitas que no quedan registradas en talonarios públicos vulneran la ley que regula la gestión de intereses en la administración pública.

Según las cámaras del programa que grabaron los ingresos a su domicilio, solamente en los últimos dos meses Castillo recibió tres visitas que fueron registradas el 20 de octubre, el 5 y 10 de noviembre. Todo esto se pudo comprobar cuando se vio la camioneta presidencial estacionada en la vivienda en dicho distrito.

El medio RPP Noticias entrevistó a los vecinos de la cuadra donde Castillo mantiene este domicilio privado, y sus testimonios dan a cuenta que todos sabían lo que estaba pasando. “Hay días que cierran la calle y no pasan carros. Pueden venir cada 15 días”, manifestó un entrevistado.

Los vecinos indicaron además que antes de que el mandatario se quedara en esta vivienda, no había vigilancia policial, pero ahora, incluso por las noches se observa a una camioneta de serenazgo las 24 horas.

Quién se reunió de manera clandestina con el Presidente

El actor y cantante puertorriqueño Carlos Ponce, fue el primer invitado captado por las cámaras de Cuarto Poder, quien llegó a la casa del presidente con otra persona no identificada. El vehículo en el que llegaron los visitantes está a nombre de la Empresa de Representaciones María de Jesús E.I.R.L.

Ponce por su parte, negó rotundamente haber asistido a la casa particular del máximo mandatario, pero se especula que la reunión se hizo fuera de la Casa de Gobierno y sin foto de por medio porque el presentador caribeño le hizo ofertas por ciertos proyectos que necesitarían financiación del Estado.

Cabe recordar que Perú viene de un fuerte escándalo presidencial involucrando cantantes en roles de asesoría política y en negociados oscuros. El cantante Richard Swing hace poco estuvo en el foco mediático por sus reuniones clandestinas y su rol en el círculo intimo del destituido presidente Martín Vizcarra.

La segunda visita ocurrió el 5 de noviembre, en donde también coincidió la presencia de la camioneta presidencial junto con la del visitante, que no fue identificado.

Esta vez se trató de un vehículo a nombre de la empresa Mazavig S.A.C., cuyo gerente es Marco Antonio Villaverde, quien cuenta con una acusación de lavado de activos por la que tiene una investigación fiscal vigente.

Finalmente, la última visita registrada fue el 10 de noviembre y las cámaras del programa de investigación captaron el momento preciso en el que Jaqueline Perales Olano, gerente general de la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales, ingresó a la vivienda de Breña.

Nuevas denuncias de visitas

Tras la emisión del primer informe, salieron otros reportes de estas reuniones clandestinas, lo que da indicio que era una información que todos los medios sabían pero no se habían animado a publicar hasta el momento.

Según imágenes de Cuarto Poder, Karelim López visitó el domicilio de Pedro Castillo en Breña cerca de las 10:00 p.m. del viernes 19 de noviembre, en una camioneta de placa AYR-388. Minutos antes se registró la llegada al lugar del ministro de Defensa, Juan Carrasco Millones.

A través del informe periodístico se pudo conocer que Karelim López, asesora de una empresa que ganó la licitación de un contrato por 232,5 millones de soles en Provías Descentralizado.

Esta licitación se realizó en octubre de este 2021, después de que López visitara tres veces los despachos de Pedro Castillo y Bruno Pacheco, entonces secretario presidencial. Se cree que la visita en privado a la residencia en breña pudo haber sido para profundizar esta relación de poder.

Castillo se pronunció sobre las reuniones clandestinas

El mandatario, a través de su cuenta de Twitter, publicó un mensaje sobre el escándalo, donde en vez de negar las visitas, las confirmó y aseguró que no incumplió la ley.

De hecho, pidió a las autoridades correspondientes investigar el caso, según marcan las leyes vigentes. “Como jefe de Estado, no avalo ningún favorecimiento a ninguna empresa ni persona en particular. Exhorto a las autoridades a que, si hubiese pruebas de algún indicio de corrupción durante mi gestión, realicen su trabajo para esclarecer los hechos bajo el marco de la ley”, publicó en Twitter, luego de que saliera a la luz el informe.

Como la situación siguió empeorando, este lunes Castillo dio un mensaje a la nación, donde profundizó en su excusa de inocencia y dijo que todas las visitas fueron “a caracter personal” y sin vinculos con la política.

“Toda persona que traiciona mi confianza y se aprovecha del cargo debe ser investigada y sancionada ejemplarmente por la justicia. Las reuniones oficiales únicamente se realizan en Palacio de Gobierno. En mi domicilio solo he recibido visitas de carácter personal”, manifestó Castillo en el mensaje a la Nación, este lunes 29.

“Rechazo enérgicamente haber tenido algún tipo de participación en actos irregulares que hayan favorecido algún interés particular. Saludo que los órganos competentes efectúen una rápida y profunda investigación”, manifestó el jefe de Estado.

Fuente: Derechadiario.com.ar