Redacción BLesEl gran poder asfixiante y represivo que ejercen los grupos tecnológicos está agobiando a la mitad de los estadounidenses, quienes ahora se ven privados de su libertad de expresión y hasta de los medios para ganarse la vida, de ahí el imperativo de crear una segunda Internet, sostiene un empresario informático independiente. 

Esta es la alternativa que propone el director general de Right Forge, Martin Avila, una empresa de infraestructuras informáticas con clientes de centro-derecha, que busca escapar de la persecución en la que se convirtió la censura, según su artículo de Newsweek del 22 de febrero. 

“El gran gobierno no puede arreglar la gran tecnología. Las dos falanges se han entrelazado demasiado y dependen demasiado del poder de la otra”, considera Avila en su análisis de la situación.

Y sigue diciendo: “Todos los estadounidenses comprometidos con nuestros derechos sagrados, en concreto la libertad de expresión, exigimos una Internet verdaderamente libre y abierta”

Para seguir describiendo la estrategia taimada que siguieron las multinacionales involucradas en esta violación de derechos, durante al menos los últimos diez años.

“En lugar de iluminar a los usuarios y facilitar el entendimiento mutuo, han debilitado nuestra capacidad de razonamiento apelando a los instintos tribales con técnicas sofisticadas y difíciles de resistir”.

Y agrega: “Nuestras redes sociales solo nos permiten ver lo que nos conviene, lo que se ajusta a nuestras nociones preconcebidas, lo que hace que nuestro cerebro se sienta bien. Y nunca dejamos de atiborrarnos”.

Entre los muchos atropellos cometidos Avila menciona que en los últimos seis meses las principales empresas tecnológicas han censurado periódicos, eliminado la plataforma Parler y han prohibido el acceso del expresidente, Donald Trump, a casi todas las principales plataformas de redes sociales.

“Y entre sus planes está eliminar del debate público a toda persona que desafíe su autoridad, que tenga creencias alternativas o que piense un poco diferente”, sostiene Avila 

Le recomendamos:

Asimismo complementa diciendo: “Con el pretexto de optar por no hacer negocios con determinados usuarios, están privando a individuos, empresas y organizaciones de los medios fundamentales necesarios para ganarse la vida.

Por lo que Avila pasa a presentar la alternativa que ya está desarrollando con sus asociados. 

“Estamos creando una infraestructura vertical totalmente autosuficiente y autónoma. Al controlar todos los ‘medios de producción’, desde los centros de datos físicos hasta el hardware y el código, estamos replanteando Estados Unidos y volviendo a dedicar Internet, a los principios fundacionales de nuestra excepcional nación”, explicó Avila según Newsweek.

Por otro lado, las grandes empresas tecnológicas son izquierdistas y como tales están empeñadas en imponer la agenda que han ideado, para obtener el poder y bloquear a quienes se les opongan.

De hecho, los empleados de estas empresas se convirtieron en los cinco donantes corporativos agregados más grandes de la campaña de Biden y del comité conjunto de recaudación de fondos, con 15 millones de dólares.

Entre ellos se encuentran los empleados de Facebook, Amazon, Microsoft y Apple, superando incluso a otros donantes corporativos.

José Hermosa – BLes.com