Redacción BLes– El candidato demócrata presidencial, Joe Biden, sufre un revés en su política sobre el polémico cambio climático, porque el oleoducto Keystone XL acordó la contratación de 52.000 trabajadores para continuar con el proyecto que el demócrata había prometido eliminar. 

Biden incluso habría tratado de conquistar los votos de estos trabajadores, afiliados a cuatro sindicatos, pero las políticas de las administración Trump que defienden el proyecto ahora posibilitan que tengan empleo, según Washington Times del 5 de agosto. 

“Este proyecto traerá empleos bien remunerados a nuestros miembros, al mismo tiempo que mantendrá los costos de la energía bajos y dará un impulso a las comunidades locales y sus economías. Estamos listos para ponernos a trabajar”, celebró Mark McManus, presidente general del sindicato de fontaneros y tuberos de EE. UU.

Por su parte, uno de los propietarios del oleoducto,TC Energy, anunció que se desarrollará paralelamente un programa de capacitación en el que invertirán 10 millones de dólares, para que los miembros del sindicato también se ocupen en el sector de energía renovable, 

“América del Norte necesita desesperadamente una infraestructura energética más moderna, segura y eficiente”, recalcó a su vez James T. Callahan, presidente general de la Unión Internacional de Ingenieros Operativos”, según TC Energy.

En el gigantesco proyecto se invertirán 8.000 millones de dólares, y se extenderá cerca de 2.000 kilómetros, entre Hardisty, Alberta, Canadá, y Steele City, Nebraska, Estados Unidos.

Adicionalmente, el oleoducto aportará 3.4 mil millones de dólares al PIB de Estados Unidos, y a la economía local cerca de 55 millones de dólares en impuestos sobre la propiedad, durante el primer año de funcionamiento.

Asimismo, este oleoducto pasaría a integrar una red que enviará el petróleo crudo a las refinerías de la Costa del Golfo de los Estados Unidos.

El proyecto Keystone XL ya había experimentado la oposición del presidente Barack Obama, quien lo bloqueó en el 2015 al negar el permiso para cruzar la frontera con Canadá, argumentando el impacto del controvertido cambio climático. 

Por su parte, la campaña de Biden continuó rechazando el proyecto. En este sentido, el director de políticas de su campaña, Stef Feldman, declaró que el candidato presidencial demócrata “lo detendría para siempre al rescindir el permiso” que lo amparaba.

Biden prometió millones de empleos al invertir en infraestructura energética 2 billones de dólares, pero impediría las inversiones necesarias para desarrollar este importante oleoducto.

Jose Hermosa – BLes.com