Redacción BLes– El 18 de enero, el presidente Donald Trump emitió una proclamación declarando el 22 de enero de 2021 como el Día Nacional de la Santidad de la Vida Humana, un título que celebra el origen divino de cada ser humano y rechaza la legalización del aborto.

“Cada vida humana es un regalo para el mundo. Ya sea nacido o no, joven o viejo, sano o enfermo, cada persona está hecha a la santa imagen de Dios”, expresó el presidente. “El Creador Todopoderoso da talentos únicos, hermosos sueños, y un gran propósito a cada persona”.

“En el Día Nacional de la Santidad de la Vida Humana, celebramos la maravilla de la existencia humana y renovamos nuestra resolución de construir una cultura de la vida en la que cada persona de cada edad sea protegida, valorada y apreciada”, escribió el presidente.

Trump condenó la “constitucionalmente errónea” decisión de la Corte Suprema de hace 50 años en el fatídico caso Roe vs. Wade que terminó legalizando el aborto a nivel nacional, prevaleciendo sobre las leyes estatales que prohibían el procedimiento.

Según la proclamación, desde entonces más de 50 millones de vidas inocentes se perdieron mediante la práctica del aborto.

Pero el presidente destacó que en América existe un sólido y determinado movimiento provida formado por mujeres, estudiantes y creyentes que ha impulsado cambios en la sociedad y que ha despertado la consciencia de muchos estadounidenses.

Le recomendamos:

videoinfo__video2.bles.com||9b0f3f274__

Ad will display in 09 seconds

“En la última década, la tasa de abortos ha disminuido constantemente, y hoy en día, más de tres de cada cuatro estadounidenses apoyan las restricciones al aborto”.

Lamentablemente, la agenda demócrata en el Congreso se dirige en dirección opuesta, impulsando la legalización de abortos tardíos o dicho de otra forma, la eliminación de cualquier restricción en el procedimiento bajo el disfraz de “derechos reproductivos” o en nombre de la “salud de la mujer”.

Precisamente por eso, el presidente Trump tomó, entre otras, las siguientes medidas para contrarrestar las mentiras de los que defienden el aborto:

* Destinar fondos para estudiar el origen del síndrome de Down, uno de los principales motivos de abortos.

* Mejorar el sistema federal de adopción y hogares.

* Expandir los servicios de salud para madres solteras.

“Prometemos celebrar y apoyar a cada madre heroica que elija la vida”, dijo Trump. “Y resolvemos defender las vidas de cada niño inocente y no nacido, cada uno de los cuales puede traer un increíble amor, alegría, belleza y gracia a nuestra Nación y al mundo entero”.

El presidente resumió su visión espiritual de lo que necesita una nación para prosperar: “Cuando cada persona sea tratada como un hijo amado de Dios, los individuos podrán alcanzar su pleno potencial, las comunidades florecerán y América será un lugar de mayor esperanza y libertad”.

Será difícil no recordar el legado noble y recto del presidente Trump que hasta el final de sus días en la Casa Blanca, ha traído prosperidad a los Estados Unidos y al mundo.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com