Redacción BLes– Este martes, en su discurso televisado, el presidente Trump se mostró enérgico y decidido a cumplir con una de sus principales promesas de campaña: construir un muro en la frontera sur.

El mandatario la llamó a la incontrolable inmigración ilegal como “una crisis humanitaria, una crisis del corazón y una crisis del alma”, no incluyendo a los inmigrantes que ingresan legalmente al país y que enriquecen con su cultura la nación.

Asimismo, por los que se mostró más preocupado fue por las mujeres y los niños. “El mes pasado, 20.000 niños migrantes fueron traídos ilegalmente a los Estados Unidos, un aumento dramático. Estos niños son utilizados como peones humanos por ‘coyotes’ viciosos y pandillas despiadadas. Una de cada tres mujeres es agredida sexualmente en la peligrosa travesía por México. Las mujeres y los niños son las mayores víctimas, por lejos, de nuestro sistema roto”, declaró el mandatario.

De la misma forma advirtió que en los últimos dos años, los oficiales de ICE hicieron 266.000 arrestos de extranjeros con antecedentes penales, incluidos los acusados ​​o condenados por 100.000 asaltos, 30.000 delitos sexuales y 4.000 asesinatos violentos. “A lo largo de los años, miles de estadounidenses han sido brutalmente asesinados por aquellos que ingresaron ilegalmente a nuestro país, y miles de vidas más se perderán si no actuamos en este momento… El ciclo de sufrimiento humano es lo que estoy decidido a terminar”, añadió.

El presidente Trump informó que ha presentado al Congreso una propuesta detallada para asegurar la frontera y detener a las bandas criminales, los traficantes de drogas y los traficantes de personas. Esta propuesta fue desarrollada por profesionales de la ley y agentes fronterizos en el Departamento de Seguridad Nacional.

La propuesta de Seguridad Nacional incluye -de acuerdo a lo expresado por el presidente- tecnología de punta para detectar drogas, armas, contrabando ilegal y muchas otras cosas, más agentes, jueces de inmigración y alojamiento para procesar el fuerte aumento de la migración ilegal. El plan también contiene una solicitud urgente de asistencia humanitaria y médica.

“Además, hemos pedido al Congreso que cierre los vacíos legales respecto a seguridad de la frontera para que los niños inmigrantes ilegales puedan ser devueltos a casa de forma segura y humanitaria” enfatizó el presidente.

Para cerrar su disertación, se encomendó a Dios diciendo que siempre protegerá EE. UU. tal como juró cuando asumió como presidente.

Ir a la portada de bles.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!