Redacción BLes–  El presidente Trump dio un mensaje al pueblo estadounidense este miércoles 2 de diciembre a través de sus redes sociales para informar sobre el avance de los procedimientos legales que su equipo está llevando adelante con el fin de exponer el fraude electoral por parte de los demócratas a quienes acusó de querer destruirlo no sólo a él, sino al país.

“Nuestros oponentes han demostrado muchas veces, una y otra vez, que dirán y harán cualquier cosa para volver al poder. Las fuerzas corruptas que registraron a los votantes muertos y rellenaron las urnas son las mismas personas que han perpetrado un engaño falso y fraudulento tras otro. Ustedes lo han estado viendo durante cuatro años”, dijo Trump.

Refiriéndose a las investigaciones ilegales que llevó a cabo el FBI bajo la dirección de James Comey que resultaron en el impeachment fallido en su contra, el presidente explicó que su verdadera intención al ir tras él no era derribarlo sino destruir el país.

“Ellos no ponen a América primero. Y nosotros les estamos devolviendo el poder a ustedes, el pueblo americano. No quieren a América primero. Sólo quieren el poder para ellos mismos. Quieren hacer dinero. Por eso no me quieren como vuestro presidente. He sido investigado desde poco después de que anuncié que me postulaba para presidente”, explicó Trump.

El presidente describió lo que fue la maniobra demócrata de Robert Mueller, el consejero especial del FBI asignado para liderar el juicio político contra Trump. La investigación que terminó con la absolución completa del presidente les costó a los estadounidenses 48 millones de dólares, y en ella se emitieron 2800 citaciones a declarar, se ejecutaron cerca de 500 órdenes de allanamiento, se solicitaron 230 grabaciones de comunicaciones, y se entrevistaron al menos 500 testigos para encontrar algo en contra de Trump.

El presidente dijo que hay un nuevo esfuerzo en su contra esta vez por parte de la fiscal general de Nueva York, una demócrata, que está juntando fuerzas con fiscales generales de todo el país para derribarlo.

Le recomendamos:

“Ahora escucho que estas mismas personas que no me consiguieron en Washington han enviado toda la información a Nueva York para intentar atraparme allí”, compartió Trump.

“No quieren derribarme a mí, sino a nosotros, y no podemos dejar que lo hagan. Han revisado todo. Un amigo mío que es muy inteligente dijo: ‘Probablemente has sido investigado más que nadie, y que salgas con un certificado de salud limpio te hace probablemente la persona más limpia de este país’”.

Pero no solo han ido detrás del presidente, sino de sus funcionarios que son leales a él y a muchos, dice Trump, han logrado atemorizarlos.

“Simplemente desaparecieron. Nadie sabe qué les pasó. ¿Por qué no están activos? ¿Por qué no están involucrados? Hay mucho en lo que involucrarse. La corrupción es tan desenfrenada. No podían soportarlo más. Los demócratas los amenazaron con un juicio político y se dijeron cosas horribles sobre ellos, y son buenas personas”, explicó Trump.

Una de las personas a quienes posiblemente el presidente se refirió en estos comentarios es William Barr, el fiscal general jefe del Departamento de Justicia, que no solo ha sido muy pasivo en investigar el fraude electoral, sino que recientemente dijo que no existía suficiente evidencia que pudiera generar un cambio considerable en los resultados de las elecciones.

Trump sí mencionó a Durham, un abogado asignado por Barr para “investigar a los investigadores” es decir, para procesar finalmente a los ex agentes del FBI que estuvieron detrás del impeachment, que después de varios meses, y de los documentos desclasificados que proveen suficiente evidencia del mal accionar de estos personajes del Deep State, nadie ha sido procesado.

“Lo más difícil que tengo que hacer es explicar por qué no pasa nada con toda esta gente que fue atrapada espiando mi campaña. Nunca ha sucedido antes, y no debería volver a sucederle a un presidente de los Estados Unidos”, lamentó el presidente Trump.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com