Redacción BLesUna impactante noticia del New York Post fue censurada por las gigantes tecnológicas Twitter y Facebook el 14 de octubre,  impidiendo su distribución y cerrando las cuentas de quienes la replicaron.

Dado que los principales implicados eran el candidato demócrata presidencial Joe Biden y su hijo Hunter, muchas voces se levantaron para denunciar la arbitrariedad de las redes sociales y reclamar sus derechos a la libre expresión.

La trascendencia de esta censura en medio del intenso final de la campaña presidencial estadounidense fue tal, que el senador Josh Hawley citó a los directores de Twitter y Facebook a declarar ante el senado, según las cartas que adjuntó a uno de sus tuits. 

“NUEVO – El senador estadounidense Josh Hawley ha solicitado formalmente al CEO de Twitter, Jack Dorsey y al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg comparecer ante el Subcomité Judicial del Senado sobre Crimen y Terrorismo en una próxima audiencia titulada “Plataformas Digitales e Interferencia Electoral”, tuiteó Hawley.

Desde la perspectiva del senador Hawley, las intervenciones de las redes sociales acusadas, podrían constituír una violación de las leyes de financiación de campañas políticas de Estados Unidos. 

Para Hawley, la limitación impuesta por Twitter y Facebook significaría: “Apoyar la campaña presidencial de Joe Biden aplicando asimétricamente sus términos de servicio”, según lo expresó en sus cartas.

En este escenario, las dos grandes tecnológicas argumentaron que esas publicaciones habían incurrido en violaciones de las normas que ellas mismas establecen, interpretan y aplican.  

En particular Facebook suele apoyarse en los criterios de medios considerados ‘neutrales’ para que determinen la veracidad de algunos hechos, y con base en esta, permitir o no la difusión de algunos hechos. 

No obstante, en el caso de la noticia del New York Post, Facebook no solo no esperó el pronunciamiento de sus verificadores, sino que se adelantó a censurar la noticias y los alertó sobre la posible infracción. 

El New York Post recibió del exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, el disco duro de un computador portátil que al parecer perteneció a Hunter Biden, y que contiene miles de correos y documentos personales en los que se refiere a los multimillonarios negocios que sostuvo internacionalmente, cuando su padre era vicepresidente de EE. UU. 

La censura de Twitter y Facebook no solo amplificó la trascendencia de la noticia sino que les involucró en lo que podría ser el delito de interferencia electoral. Como “espeluznante y autoritaria” la calificó el periodista Michael Tracey.

Así, Tracey, se unió a las múltiples denuncias de todos los niveles que rechazaron firmemente el abuso cometido por las grandes tecnológicas contra la democracia estadounidense, como consideró el periodista Tucker Carlson en su programa de Fox News, el 14 de octubre. 

“Esta fue una censura masiva a una escala que Estados Unidos nunca ha experimentado en 245 años, y es una amenaza para todos nosotros”, dijo Carlson. 

Y, agregó: “Las democracias solo funcionan cuando hay un libre intercambio de información entre los ciudadanos. Ya no tenemos eso”.

Jose Hermosa – BLes.com