La UE condenó el cierre arbitrario de radioemisoras católicas y de otros medios de comunicación comunitarios en Nicaragua.

Este jueves, la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo consideró que la postura de Estados Unidos y la Unión Europea es hipócrita al condenar el cierre de medios de comunicación que no eran partidarios del gobierno del presidente Daniel Ortega.

“A través de toda la Unión Europea y de los mismos Estados Unidos se han aplicado un cierre de medios de comunicación pertenecientes al pueblo ruso, como Rusia Hoy o como Sputnik (…). Por un lado hablan y critican, y por otro lado, hacen lo que están criticando”, expresó la vicepresidenta, agregando que “o sea, es verdaderamente esquizofrénico el pensamiento, la conducta, dual, hipócrita de Washington y de la UE”.

Por su parte, la UE condenó el cierre arbitrario de radioemisoras católicas y de otros medios de comunicación comunitarios en Nicaragua.

De igual forma, Brian Nichols, principal encargado del Departamento de Estado de EE.UU para Latinoamérica, comentó en un tuit que “el brutal ataque de Ortega-Murillo contra el clero católico, instalaciones radiales y miembros de la comunidad en el municipio de Sébaco es otro golpe a las libertades de religión y expresión en Nicaragua”.

A su vez, la vicepresidenta de Nicaragua reiteró que “en el territorio de Estados Unidos y de la Unión Europea, haciendo uso de su soberanía, han clausurado medios de comunicación, han impedido el acceso a otras perspectivas, sus criterios tienen, su pensamiento es vamos a decir, de doble vía, a un lado está la hipocresía, al otro lado está la verdad”.

“Esos espacios de comunicación cuando les chiman (raspa), los cierran, cuando les parecen molestos, los cierran, cuando no concuerdan con sus perspectivas o su manera de ver el mundo, los cierran”, continuó Murillo.

Recordemos, que el movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), dió a conocer que Ortega ha llevado al exilio a más de 120 periodistas, incluida la redacción del diario La Prensa, la desaparición de la prensa escrita, y de programas de televisión y radios críticos con Ortega.

Esto ha empeorado luego de las elecciones generales de noviembre, cuando Ortega y Murillo fueron reelegidos en sus cargos, con siete de sus potenciales rivales en prisión y dos en el exilio.

Tras el desconocimiento de la legitimidad de dicho proceso electoral por parte de la Unión Europea, de Estados Unidos y de parte de la comunidad internacional, incluyendo la Organización de los Estados Americanos (OEA), Ortega decidió sacar a Nicaragua de este organismo, proceso que concluirá a fines de 2023.

Por Monica Munoz – Miami Diario

Tags: