En un intento por doblegar a los defensores de la Segunda Enmienda en el estado de Virginia, el gobernador declaró el Estado de Emergencia entre el 17 y el 21 de enero.

Este período abarca el lunes, día en el que los ciudadanos que se oponen al control del porte de armas se congregarán ante el Capitolio Estatal de Richmond, la capital, en protesta por la legislación antiarmas que impulsan los demócratas, según MRCTV.

“No vienen a protestar pacíficamente”, justificó el Gobernador, Ralph Northam, para desarmar a los electores que participarán en la manifestación del 20 de enero en la zona.

La prohibición plantea todo un reto para los miles de residentes del estado, que podría tener resultados imprevistos, por lo que se convierte en el foco de atención del resto del país.

Por un lado, si los manifestantes acuden con sus armas legalmente obtenidas y demuestran los excesos del control a las armas por parte del gobierno estatal, sin intervención de la policía, habrán triunfado.

Por el otro lado, si la policía interviene y procede a decomisar las armas la incertidumbre es aún mayor, dado que no se sabe si la ciudadanía las entregará renunciando a un derecho conferido constitucionalmente, que es justamente el que están defendiendo.

Tanto Northam como la mayoría de los congresistas demócratas de Virginia se empeñan en contrariar el derecho a la defensa legítima mediante las armas de fuego, de que gozan los ciudadanos.

La legislación que impulsan los demócratas no solo dejaría indefensos a los habitantes del estado, sino que los convertiría en delincuentes en caso de que portaran armas de acuerdo con la Segunda Enmienda.

Los datos con los que se cuenta demuestran que las armas de fuego no son las más frecuentemente usadas para cometer delitos.

En 2018, el FBI informó que hubo cinco veces más personas asesinadas con “cuchillos o instrumentos de corte” que con fusiles de cualquier tipo.

Los datos también mostraron que los fusiles se enumeraron como utilizados en menos homicidios que “objetos contundentes (palos, martillos, etc.)” o “armas personales (manos, puños, pies, etc.)”.

Igualmente, el FBI indicó que, aunque la cantidad de armas de fuego aumentó en los últimos veinte años, los delitos violentos, incluida la violencia armada, disminuyeron.

El rechazo a las restricciones a las armas de fuego que tratan de imponer los demócratas es masivo.

Los residentes de más de 100 condados, pueblos y ciudades del estado de Virginia se oponen a ellas sobre la base de que son inconstitucionales, informó la Liga de Defensa de los Ciudadanos de Virginia (VCDL).

José Ignacio Hermosa – BLes 

Te puede interesar: Vamos a devolver el poder al pueblo’ – ¿Fue Trump un elegido de Dios [Parte 1]

videoinfo__video2.bles.com||6934e94b0__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.