A pesar de toda la fanfarria a su alrededor, Tesla no es el auto eléctrico más vendido. Es el simpático Nissan Leaf, quien carga con la corona. Pronto serán casi medio millón de estos autos circulando en el mundo, pero Nissan sabe que esta es una realidad sujeta a cambio. La amenaza no solo proviene del vistoso, más refinado y también más caro Tesla Model 3, pero también de recientes modelos de Hyundai, Kia y Cheverolet -y más por venir- ponen presión a Nissan. Parte de esta imperiosidad corresponde al alcance, algo que Nissan ha confrontado con la nueva versión del Leaf Plus. 

Lo que separa al Plus de otros modelos de Leaf es su batería. El Leaf Plus funciona con una batería de iones de litio de 62 kilovatios-hora, que envía 214 caballos a su transmisión de una sola velocidad. Son 360 kilómetro que se pueden recorren con esta batería completamente cargada, en contraste con el base Leaf, que usa una batería de 40 kilovatios, con 147 caballos de fuerza y 240 kilómetros de alcance. Con esta mejora, el auto ahora presenta un paquete mucho más atractivo frente a la competencia.

Si bien la aceleración del Leaf Plus no es intoxicante como la de un Tesla, si se siente bastante urgente. Esto es especialmente cierto cuando transitamos alrededor de las 50 ó 60 kilómetros  y pisamos el acelerador con fuerza. El impulso es apreciable y hasta cierto punto disfrutable. El torque instantáneo es una de las cualidades de los autos eléctricos que hacen la diferencia.

El Leaf es igualmente bueno para detenerse, y ofrece la opción de manejo con un solo pedal. Durante nuestra prueba en muy pocas ocasiones utilice el pedal de freno, gracias al “E-Pedal”, que esencialmente hace que el frenado regenerativo sea eficiente, y permite reducir la velocidad del auto hasta que se detenga sin que el conductor necesite usar el pedal del freno. Es fácil acostumbrarse a manejar con un solo pedal, y es hasta divertido.

A pesar de tener una dirección bastante sosa, las características de manejo no son totalmente detestables. Casi lo contrario. Con el sustancial peso de la batería debajo del compartimiento del pasajero para mantener el centro de gravedad súper bajo, el Leaf maneja las carreteras sinuosas bastante bien. Exhibe poco balanceo del cuerpo y se controla bien en las curvas. 

Hay un paquete de tecnología disponible por $1,800 dólares, que ofrece varias opciones de ayuda al conductor, entre ellas el ProPilot. Con el uso de un radar y cámara, el ProPilot es muy práctico y eficiente para la conducción semiautónoma en la autopista, sobre todo en las condiciones de tráfico pesado.

El Nissan Leaf 2019 tiene una cabina cómoda con espacio suficiente para adultos en ambas filas. Cuenta con materiales de calidad en todo su interior, aunque algunos plásticos de baja calidad están presentes aquí y allá. Mención merece el espacio de carga, uno de los más generosos de su clase con 668 litros. El Hyundai Kona eléctrico solo llega a 540 litros, mientras que en el Tesla Model 3 se reduce a 424 litos.

La posición de manejo puede llegar a ser algo incómoda para personas con piernas largas, debido a la inconcebible inhabilidad de mover telescópicamente el volante de forma horizontal. El Leaf Plus viene con una gran cantidad de tecnología estándar, que incluye una pantalla táctil de 8 pulgadas -7 pulgadas para el resto de los acabados- con Apple CarPlay y Android Auto. En esa pantalla han agrupado buena parte de las funciones y ajustes, incluyendo la localización de puntos de recarga.  La interfaz del sistema de información y entretenimiento no trata de deslumbrar, siendo funcional y de reacción rápida.

Nuestro Leaf de prueba venia con navegación integrada, radio HD y un excelente sistema de audio premium Bose de siete altavoces. Una sorpresa lamentable ha sido la escasez de puertos USB… ¡Solo uno! Imperdonable que en tiempos en que hay más dispositivos móviles que personas, y cuando algunos fabricantes ya ostentan de 6 y hasta más puertos en cada auto, el Leaf eléctrico puede mostrar uno solo.

El 2019 Leaf comienza en $ 29,990 dólares, algo por debajo del promedio entre los autos eléctricos. Hay varias versiones disponibles, S, SV, SL, S Plus, SV Plus y SV Plus y la más alta de todas, un SL Plus como el que nosotros probamos que comienza en los $43,445 dólares, una cifra que incluso contando con el crédito gubernamental de hasta $7,500 dólares aun disponible, hacen que la propuesta del Leaf comience a resultar problemático, pues hay modelos similares en la competencia que le aventajan en precio.

Aun si, recomendamos los modelos Plus, pues el motor más potente y sobre todo la mayor capacidad de la batería, permiten más tranquilidad al conductor. Personalmente experimenté los efectos del “range anxiety” o ansiedad de autonomía en un modelo de la competencia con poco alcance, y la anécdota no es grata ni para recordar.

Para los que busquen un auto eléctrico o EV, sin mayores pretensiones y que tengan demandas de manejo cortas, el Nissan Leaf con alcance de 240 kilómetros se muestra tentador por su bajo precio, y sólida trayectoria. Los más demandantes, quizás decidan alguno de los modelos Plus, pero en ese rango de precio deberían consultar una de las opciones disponibles en otros fabricantes. Finalmente, la competencia ha llegado a los eléctricos, y merodear por algunos concesionarios el fin de semana no va a agraviar.

Por: Roger Rivero para BLes.com

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Temas: Categorías: Autos