Cuando los compradores buscan un auto nuevo, los factores más importantes que tienen en cuenta son cuánto durará, y cuál será el costo de propiedad durante ese tiempo. Es sabido que Toyota se ha ganado una excelente reputación por su calidad y confiabilidad a largo plazo, garantizándole al fabricante ser a menudo la elección de preferencia. Las cifras de ventas de abril de Toyota Motor North América muestran buenos resultados, pero algunos de los modelos evidenciaron alzas significativas. El nuevo y rediseñado RAV4 especialmente ha sorprendido.

El modelo del pasado año de este vehículo se vendió mejor que cualquier otro auto de Toyota en los Estados Unidos, incluso mejor que el legendario Camry. Completamente rediseñado para el modelo 2019, Toyota espera un éxito aún mejor, y lo está teniendo.

En comparación con abril de 2018, RAV4 experimentó un aumento del 10,1% en las ventas, y en la actualidad carga con el 20% de las ventas totales del fabricante.  Un factor importante en este éxito ha sido el modelo híbrido, para el cual, en algunos mercados, hay que esperar días por no existir inventario. Por suerte, nosotros pudimos probar uno por toda una semana, y si bien no está exento de imperfecciones, es cierto que el 2019 Toyota RAV4 Hibrido, es un auto bien concebido y ejecutado.

Toyota hizo un gran esfuerzo con este rediseñado, actualizando y mejorando al RAV4 con un aspecto más robusto y resistente (especialmente en su nivel de equipamiento Adventure) que lo acerca en algo al tradicional correcaminos 4Runer. El interior también mejor dotado de materiales de calidad superior y algo de mejoría en su manejo se puede apreciar. 

Por supuesto que existe un RAV4 solo a gas, pero Toyota ha disminuido al mínimo la distancia en precio que separa este modelo del híbrido. Tomando en cuenta que el modelo híbrido trae tracción en las cuatro ruedas de forma estándar, una versión análoga a gas solo costaría $800 dólares menos. Es la estrategia del fabricante para hacer difícil de resistir para la mayoría de los compradores la versión híbrida. Hasta el momento, la estrategia parece funcionar magníficamente. En algunos mercados -incluso países como Australia- las ventas de híbrido sobrepasan las del modelo a gas.

Ambos RAV4 comienzan con un motor de 2.5 litros y 4 cilindros en línea. En el híbrido, ese motor alimenta un par de motores eléctricos para enviar energía a las cuatro ruedas. Al estilo típico de Toyota, una batería situada debajo del asiento trasero del RAV4 híbrido, se encarga de mover estos motores. Dado que el sistema de transmisión híbrida del RAV4 incluye un motor eléctrico integrado en el eje trasero, técnicamente no hay una versión de tracción delantera. 

El sistema produce 219 caballos de fuerza, 16 más que la versión a carburante con una transmisión continua variable o CVT.  Con 8.6 pulgadas de altura, no es este precisamente un Toyota Prius, aunque la economía de combustible tampoco se le iguala. Viene con un estimado de 66 kilómetro por 3.78 litros  en la ciudad, 61 en la autopista y 63 en forma combinada. En nuestra prueba el manejo combinado solo alcanzo 60 kilómetros por 3.78 litros, quizá debido a la ligereza de mi pie derecho.

El manejo es definidamente más compuesto que el modelo que le precede. Buena parte de la razón es que este RAV4 de quinta generación, utiliza una variante de la plataforma TNGA-K, que también respalda los sedanes Avalon y Camry. Eso representa un 57 por ciento de mayor rigidez que el automóvil saliente, y permite que la transmisión se monte más abajo, acercando el centro de gravedad al suelo.

Todos los RAV4 híbridos vienen con advertencia de colisión frontal con frenado automático de emergencia, luces altas automáticas, asistencia de señalización de la carretera y advertencia de salida de carril con asistencia de mantenimiento en este. En el ajuste Limited se obtienen el monitoreo de puntos ciegos con alerta de tráfico cruzado trasero y un espejo retrovisor digital ajustable, primero de su clase en un producto Toyota. Una cámara de visión envolvente de 360 grados está disponible como opción.

Una de las mejoras más grandes del RAV4 es la calidad de su cabina. Los materiales de alta calidad están en todas partes, y la mayoría de las superficies son suaves al tacto. Los modelos de la generación anterior tenían bonitos interiores en general, pero había algunos elementos notablemente baratos. El diseño es limpio y moderno y otro gran beneficio es el aislamiento de la cabina, mucho más silenciosa que en el modelo saliente.

El sistema de info-entretenimitno “Entune 3” trabaja sobre una pantalla de 7 u 8 pulgadas dependiendo del acabado. El sistema es fácil de usar con una pantalla muy fácil de alcanzar desde el asiento del conductor. Los menús son simples y en general no fue una mala experiencia, descontando por supuesto la ausencia de soporte para teléfonos Android como el que uso.  

Hay 4 opciones para elegir un Toyota RAV4 del 2019. El más económico es el modelo LE, que comienza en los $27,700 dólares. Le sigue el XLE que sube a $29,500 dólares, XSE en los $33,700 dólares y el más caro y mejor equipado de los RAV4 de Toyota, un Limited con precio inicial de 35,700 dólares.

Cuando comparas el nuevo RAV4 con sus principales competidores, el súper popular Nissan Rogue, el Mazda CX-5, Honda CR-V, Hyundai Tucson o el Subaru Forester por solo citar algunos, este Toyota se mantiene bastante bien. Lo que una vez fue uno más del montón, sin mucho atractivo más allá de su confiabilidad, se ha esculpido en vehículo de apariencia decente que cumple bien sus funciones básicas. 

Con pocas diferencias entre varios SUV compactos, la elección entre cualquiera de ellos muchas veces se reduce a las preferencias personales, o las promociones y rebajas del fabricante. En cualquiera de los casos, es poco probable que luego de un par de años en posesión de un 2019 RAV4, valla a mirar atrás con arrepentimiento. Y si ese plazo se multiplica por 5, 8 o 10 años, entonces Toyota ha ganado un nuevo fan “incondicional”, y es que de eso se trata.

Por: Roger Rivero para BLes.com

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Temas: Categorías: Autos