Redacción BLes– Avanza en China una importante interrupción del suministro de carbón, ya que las fuertes inundaciones han obligado a cerrar muchas minas en la principal región productora.

La provincia de Shanxi, principal fuente de carbón de China, ha tenido que suspender las operaciones en 60 minas de carbón, además de 372 minas no carboníferas y 14 fábricas de productos químicos peligrosos, según informaron las autoridades locales el 9 de octubre, según Bloomberg.

La provincia del Norte se vio afectada por lluvias torrenciales durante la semana pasada, que provocaron fuertes inundaciones, desprendimientos de tierra y derrumbes de casas. La BBC informó de que las condiciones extremas habían afectado a más de 1,76 millones de ciudadanos.

Shanxi ya cerró otras 27 minas de carbón el 4 de octubre, también bajo la presión de un clima difícil.

Se espera que este nuevo cierre suponga una mayor presión sobre la capacidad de generación de energía de China, que depende críticamente del suministro de carbón.

La crisis eléctrica tiene su origen, supuestamente, en las normas de reforma de Pekín para reducir los precios de la electricidad, según explicó el South China Morning Post.

Debido a la crisis, el Partido Comunista Chino (PCCh) recurrió la semana pasada a aumentar la producción de las minas de carbón, permitiendo que la producción continuara incluso después de haber alcanzado sus límites anuales, dijo Bloomberg.

China está reevaluando el embargo sobre el carbón australiano y acepta extraoficialmente los envíos del país, y el Financial Times informa de la entrega de hasta 450.000 toneladas de carbón térmico.

No obstante, incluso antes de la última interrupción de la operación, ya se preveía que China se enfrentara a un déficit de suministro de carbón de entre 30 y 40 millones de toneladas en los últimos tres meses de este año.

Los expertos no creen que la aceleración de la producción de carbón vaya a desempeñar un papel importante. Según Reuters, creen que la producción de carbón no cubrirá la demanda este invierno, y que sigue siendo inminente un descenso de casi el 12% en el uso de energía industrial en el cuarto trimestre.

El suministro de carbón y energía es esencial, especialmente durante la estación fría, debido a la mayor demanda de calefacción.

Laura Enrione  – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.