Redacción BLesGautam Adani, la persona más rica de Asia y una de las más influyentes del continente, vaticinó durante una conferencia un futuro oscuro a China asegurando que el “creciente nacionalismo, la mitigación de riesgos en la cadena de suministro y las restricciones tecnológicas” podrían afectar gravemente la conectividad con otras economías, al punto de dejar aislado al gigante asiático.

En comentarios durante una simposio de CEOs en Singapur organizado por la revista Forbes, Adani hizo un paralelismo entre la China actual y la crisis de Japón durante la década de los 90, destacando sus similitudes en cuanto al riesgo crediticio, la crisis de vivienda y la “estanflación”. 

Además agregó que el régimen comunista chino logró ser visto como el “principal campeón de la globalización”, pero el fracaso de la iniciativa de la Franja y la Ruta y de sus políticas económicas a largo plazo la están llevando al aislamiento.

¿Quién es Gautam Adani?

Adani, encabeza el grupo de infraestructura integrada más grande de la India, cuya riqueza este mes superó brevemente a Jeff Bezos con un patrimonio neto estimado de 140.000 millones de dólares, lo que posiciona a Adani entre los 3 hombres más ricos del mundo.

El Grupo Adani, liderado por Gautam, abarca infraestructura, materias primas, generación y transmisión de energía y bienes raíces. Entre otras cuestiones el Magnate es el mayor operador de aeropuertos del país y posee el 74% del Aeropuerto Internacional de Mumbai uno de los más transitados de Asia.

A diferencia de otros multimillonarios que concentran sus riquezas en la producción de bienes o servicios concretos, las inversiones de Adani son de los más variadas abarcando rubros como la industria de la minería, el carbón, cemento, puertos y aeropuertos entre otras cosas..

Recientemente también anunció que planea convertirse en el productor de energía verde más grande del mundo y afirmó que invertirá cerca de 70 mil millones de dólares en proyectos de energía renovable.

Su éxito en los negocios creció exponencialmente durante los últimos 2 años y así también su influencia en la política y la economía en general. Incluso en Occidente ya se ha constituído como una figura de importancia, a tal punto que fue invitado para participar como orador en la vigésima conferencia mundial de directores ejecutivos de Forbes, celebrada en Singapur los días 26 y 27 de septiembre de 2022.

En la conferencia Adani se lució con un discurso de 30 minutos en el que sorprendió por sus críticas a la economía china e incluso advirtió sobre su posible caída.

El discurso de Adani y perspectivas para China e India

Durante su oratoria, Adani habló sobre los profundos cambios que está viviendo la economía del mundo entero durante los últimos 36 meses. Mencionó los cambios geopolíticos, las turbulencias económicas de las principales potencias, las intervenciones de los bancos centrales para enfriar la economía en un complejo contexto de inflación mundial, y como era de esperar, habló del régimen chino y su rol en la compleja realidad socioeconómica mundial.

China estaría quedando aislado debido tanto a sus políticas económicas que están generando una profunda crisis como por el autoritarismo del Partido Comunista Chino (PCCh) y sus medidas represivas contra disidentes y grupos espirituales y religiosos.

Otro de los factores que estarían llevando al abismo a China según el magnate indio, es el supuesto fracaso de la iniciativa de la Franja y la Ruta. 

El proyecto comenzó con un prometedor discurso globalista que llevaría a todos los países participantes a un desarrollo económico sin precedentes. En ese juego China sería el gran motor del sistema que crecería al mismo tiempo que lo harían el resto de los países. Pero la realidad no mostró que se cumplieran las promesas realizadas.

Con el argumento de la Franja y la Ruta, el régimen chino sometió a países empobrecidos a fuerza de préstamos y promesas de inversiones. Mano de obra barata, precarización y deterioro ambiental es el modelo económico que intentó replicar en regiones como América Latina, África y el Sudeste Asiático, donde si bien no prevalecen países ricos sí abundan los recursos naturales y los puntos estratégicos tanto para la actividad militar del régimen como para su desarrollo comercial.

Los países europeos que participaron en el proyecto también vieron afectados sus intereses por el atropello del régimen chino y han comenzado a limitar su participación desde varios aspectos. Tal es el caso Italia, que se sumó al proyecto tras una serie de acuerdos firmados durante el año 2019 y desde ese entonces la opinión pública no paró de criticarlo.

Giorgia Meloni, la recién electa Primera Ministra de Italia, señaló que su país debería limitar al máximo la expansión económica de China y aseguró que fue un “gran error” participar de la Franja y la Ruta y que si ella tuviera que reafirmar el acuerdo no lo haría.

El nuevo contexto internacional con China saliendo de su posición económica dominante tras el rechazo de muchos países occidentales y sufriendo el éxodo de cientos de firmas internacionales de gran envergadura que están decidiendo dejar el país para restablecerse en otros puntos, abre el juego para el surgimiento y desarrollo de nuevas potencias.

En este sentido Adani destacó que el rol que puede jugar India, su país de origen, en la economía mundial en un futuro próximo puede llegar a ser más que protagónico.

Ante la turbulencia global, Adani sugirió que se aceleraron las oportunidades para India. “India es uno de los pocos lugares relativamente brillantes desde una perspectiva política, geoestratégica y de mercado”, agregó. Incluso afirmó que el país está en camino de convertirse en la tercera economía más grande del mundo para 2030.

El crecimiento de la India durante las últimas décadas fue impulsado en gran medida por las inversiones nacionales. Pero según indicó Adani las inversiones extranjeras están creciendo de modo exponencial y se espera que gran parte del flujo de fondos que deje de recibir China vayan a parar a la India, impulsando aún más su crecimiento.

Andrés Vacca –Redacción BLes