Redacción BLes- La política restrictiva del Partido Comunista Chino (PCCh) de cero COVID-19, llamada también de reducción a cero, hizo que el pueblo chino se vea afectado por los cierres, los estrictos controles y en especial por la fuerte represión.

La gente, desde hace dos meses, está confinada a no poder salir de sus casas en varias ciudades como Shanghái, Beijing, Henan y el noroeste de China.

 Esta situación despertó consternación en los ciudadanos chinos porque incluso no se les permite, ni siquiera, salir para ir a un hospital. No hay excepciones, aunque la persona esté en riesgo de muerte o si necesita salir por alguna emergencia o tan solo para buscar alimentos, de igual manera debe cumplir con el encierro y si no cumple es golpeada y hasta encarcelada.

Por ejemplo, el video de un anciano, de la ciudad de Dandong, provincia de Liaoning, se viralizó en internet, el 21 de junio. En el video se puede ver a un hombre de 70 años, muy angustiado, pero que con valentía, expresa el terrible trato al que están sometidos los ciudadanos, incluso los ancianos, por las estrictas medidas de restricción en la pandemia. El hombre mayor, aun sabiendo las represalias que podría sufrir por parte del PCCh, se atrevió a no callar y a decir lo que piensa.

Con su voz quebrada por el llanto, el hombre mayor, frente a un policía, dijo: “¡Que los países extranjeros lo vean!”, mientras lo grababan, de acuerdo a un video de YouTube.

“(Yo) de 70 años nunca me he encontrado con algo así, ¡cómo no voy a salir!

¡Deme una explicación!

¿Qué pasa con el enemigo? ¿Qué puede hacer el japonés? Somos personas.

¿Quieres dejar vivir a Dandong?! ¡Los corazones de la gente están fríos y la economía de la ciudad está sellada!

¡Que los países extranjeros vean que ningún otro país en Corea del Norte es así! Una cerca de alambre de púas mide 20 metros de largo y [otra] 30 metros de largo.

¡Somos el pueblo indefenso! La policía viste uniforme de policía, ¡dictadura del pueblo! ¡Las calles están llenas de policías, vigilando a la gente!

¡¿Sigue siendo una sociedad normal?! ¡La gente está en llamas ahora!

¡Esta cerca [cerrada] es una expresión de incompetencia! ¡Desvergonzada incompetencia y negligencia!”.

 

Otro caso similar, también ocurrió el mismo día y en la misma ciudad: Una mujer preocupada por la salud de su padre, un anciano enfermo, cuando intentaba ingresar a un hospital, sufrió violencia policial, ella y su padre fueron detenidos. Todo el episodio también quedó grabado en video, comunicó Noticias Apolo.

En las imágenes del 21 de junio, se puede observar a la mujer vestida de negro llevando a su padre enfermo al hospital. En el camino, el policía los detiene y los revisa. La mujer le muestra un certificado y el informe de ácido nucleico emitido por su comunidad. Al parecer la policía pensó que tenían códigos amarillos y si es así, la persona no tiene permitido ir al hospital.

La mujer dijo: “Fui al hospital a ver a un médico. Tengo un certificado. ¿Por qué no veré a un médico si tengo ácido nucleico?”.

Después cuando la mujer dijo: “No veré a un médico, me iré a casa”.

El policía no los dejó ir al hospital, tampoco a su casa y cuando ella intentaba subir al auto la tiraron al suelo.

Cuando el anciano vio que empujaban a su hija, enojado, abofeteó al policía. El policía cubrió su rostro y preguntó si ella lo grabó. Cuando su compañero lo confirmó, inmediatamente tomó a la mujer que estaba subiendo a su auto y la arrastró y ella cayó al suelo llorando. 

La policía también tomó al anciano violentamente y el hombre mayor, débil, se desplomó en el suelo con las manos cubriendo su abdomen.

La mujer, con lesiones en sus piernas, lloraba desconsoladamente y solo decía:  “Quiero ir al hospital”, “No quiero ir al médico”, “No puedo ir a mi casa”, “He infringido la ley”.

El 22 de junio, por la noche la Oficina de Seguridad Pública del PCCh en Dandong emitió un comunicado donde explicaba que la mujer y el anciano fueron detenidos porque sus códigos de salud eran amarillos. La mujer fue acusada por obstruir el desempeño de sus deberes, y su padre fue arrestado bajo sospecha de agredir a un oficial de policía y tomar medidas coercitivas y criminales.

Tras la viralización del video en Weibo, el día 23 de junio, el comunicado oficial fue publicado en la misma red social y generó fuertes comentarios. 

Un usuario de Weibo dijo: “¿insistir ‘no cooperar y cumplir con las normas de prevención de epidemias’, si tienes código amarillo, debería esperar la muerte en casa, y es inútil un certificado?”.

Otro comentó: “Esta es la primera vez que defiendo a los ciudadanos. Primero, han hecho ácido nucleico, y segundo, han emitido un certificado. ¿Qué quieres? ¡La prevención de epidemias se ha vuelto cada vez más confusa ahora! La gente puede ¡superarlo!”. “Contribuyentes, el dinero se usa para apoyar a este grupo de cubos de arroz y [les hacen creer] a la gente que son una bendición”.

Los residentes de Dandong y de otras ciudades, sienten inconcebible la decisión del gobierno chino de no permitir que las actividades se reanuden, ya que no solo no pueden trabajar para mantener sus hogares, tampoco los niños van a la escuela desde el inicio de la cuarentena y no tienen acceso a atención médica.

Los códigos implementados para controlar los cierres generaron muchos problemas a los ciudadanos, informó Bitter Winter.

Por ejemplo, los códigos de salud QR, indican supuestamente en su teléfono móvil si una persona dio positivo a un testeo del virus, o si estuvo en contacto recientemente con personas que ha dado positivo, o si esta en riesgo. También desde 2021 se agregó información sobre su vacunación.

Los ciudadanos para ingresar a ciertos lugares deben mostrar su código y si estos son verdes, son admitidos, si son rojos, deberían estar en cuarentena y si son a amarillos no podrían ingresar a algunos edificios públicos. 

Pero, recientemente, los ciudadanos denunciaron que el color del código asignado por la aplicación son incorrectos, es decir que las autoridades sanitarias pueden cambiar los resultados y eso produjo que muchas personas protestaron, porque incluso se les negó el acceso a lugares como bancos, locales comerciales, hospitales, y si los códigos se cambian a rojos son obligados a ponerse en cuarentena, sin tener Covid-19.

Desde hace semanas, los ciudadanos chinos  protestan contra el deficiente y negligente manejo del coronavirus por parte del PCCh y la mayoría de los ciudadanos se pregunta ¿Cuándo terminarán los confinamientos?

Por Romina García – BLes.com