Redacción BLes – El padre del ex líder chino Jiang Zemin, Jiang Shijun,  un hombre de negocios y literato, se unió a la traición cuando Wang Jingwei, estableció la reorganización del estado títere de Wang, entonces Jiang, junto a Hu Lancheng, crearon la teoría de la “subyugación nacional”, que justificaba la colaboración con los japoneses.

Lancheng, cuando Japón perdió la guerra, huyó a Tokio, y allí publicó un folleto titulado. El Vórtice de la Historia, que llamó la atención de Zheng Yi en 2015, influencer del medio, Outpost, el diario que relacionó a Shijun, como padre de Jiang Zemin.

No fue fácil desentrañar esta historia por los seudónimos de este hombre, quién se hizo llamar Jiang Guanqian durante su vida colaboracionista.

Shijun presidió el  Departamento de Propaganda del Gobierno Central Títere y dedicó todo su trabajo a la propaganda fascista, luego integró .el Departamento Japonés de Propaganda de Marionetas, que  bajo su dirección compiló  canciones infantiles  para lavarles el cerebro a los niños. 

El traidor comunista, Jiang Shijun,  planeó la exposición de la Gran Yihad de Asia Oriental en el Pacífico,  y participó en la planificación de la película. Belleza Eterna, un drama contra  Inglaterra y Estados Unidos. 

A pesar de su trabajo, nunca se olvidó de dedicar algo de tiempo a “educar” a Jiang Zemin, por ello se dice que fue un buen padre, y Zemin un buen hijo que heredó los atributos malvados de su progenitor.

La historia de Xu Lai, una conocida actriz de cine y teatro, demuestra la naturaleza malvada de Jiang Shijun y Hu Lancheng, quienes obligaron a la actriz a trabajar para el cine japonés.

En 1943, la academia de cine, Koya, hizo un casting para encontrar actores que protagonizaran, Flor del Imperio, un filme sobre la vida de la espía japonesa Yunzi. Xu Lai, una actriz china que ya tenía experiencia en el séptimo arte cuando protagonizó en 1933, Remanant Spring, de Star Film Company, fue invitada por estos monstruos.

Sin embargo, la joven china se negó a firmar, ya tenía una carrera también como espía junto a su esposo, pero esta vez  no cruzó la línea roja, entonces Lancheng y Shijun la persiguieron para matarla.

Ambos fueron a la casa  de Xu Lai, pero ella había huido hacia Shanghai..

En 1956,  Xu Lai se mudó a Pekín y comenzó a trabajar con la actriz Jiang Qing,  líder de la “Banda de los Cuatros”, y cuarta esposa de Mao Tsé Tung, quién la denunció durante la Revolución Cultural  y pereció  en prisión en 1973.

Japón se lanza a la conquista de toda China.

El 18 de septiembre de 1931 el ejército de Kwantung  ocupó  toda la  provincia de Manchuria, la cual quedó  bajo la égida del imperio del Sol Naciente. El incidente de Mukden fue la justificación japonesa para comenzar las operaciones y provocó  el nacimiento del estado títere de Manchukuo en 1932.

La infraestructura del sur de Manchuria, y la península de Corea, ya estaban en manos de Japón desde la guerra ruso-japonesa de 1904, lo que posibilitó la cooperación de gran parte de la población local de esa área geográfica con los ocupantes.

Luego de la ocupación de esa inmensa provincia china, la Comisión Lytton declaró que no se reconocía el estado de Manchukuo, lo que llevó a Japón a retirarse de la Liga de Naciones, y ocupar a China.

De 1937 hasta 1945, toda la parte Norte, Este, y Sur de China fue ocupada por el ejército japonés, que impuso la ley marcial en esos territorios, y robó su economía para hacer frente a Washington, pero  también permitió el auge de la política local.

Hay estudios suficientes para analizar la capacidad de adaptación de los chinos que vivieron bajo la égida japonesa en una  organización cultural política destacable, que sin embargo, ha sido calificada por el partido comunista como:títeres, o sociedades traidoras”

Es cierto  que durante la ocupación no todo fue represión y brutalidad por parte del ocupante, la parte de la jerarquía china que servía en el funcionariado del imperio, también logró hacerse con poder político y representación en Tokio.

Muy parecido al periodo de ocupación mongola, durante  el reinado de Kuhblai Khan, sin embargo, una vez más, el partido comunista impuso la retórica del ocupante malvado y el chino traidor, para desfavorecer al Kuomintang.   

En estudios de culturas visuales durante la ocupación, se destacó la influencia positiva de las administraciones chinas “colaboradoras”, como el Gobierno Provisional de la República de China (PGROC) en el Norte, 1937 a 1940, el Gobierno reformado de la república de China, de 1938 a 1940, y el Gobierno Nacional Reorganizado de la República de China, fundado en 1940 que involucró a la mayoría de los estados clientes (República China de Wang).

Por José Rangel – BLes.com