Redacción BLes– Los familiares de 12 activistas pro-democracia de Hong Kong que fueron detenidos en China por la guardia costera al intentar huir a Taiwán, claman al gobierno de Hong Kong por ayuda legal pese a recibir una negativa de su parte, afirmando que ahora están bajo la jurisdicción de China continental.

La detención del grupo de jóvenes se produjo el pasado 23 de agosto mientras intentaban huir a Taiwán cruzando el mar, según informa Taiwan News. Más tarde la policía de Hong Kong se puso en contacto con los familiares para avisarles que se encontraban recluidos en el centro de detención en Yantian, Shenzhen.

“El crimen relevante cae dentro de la jurisdicción del continente y el gobierno de la región administrativa especial respeta y no interferirá con las acciones de aplicación de la ley”, informó un comunicado del pasado domingo que fue citado por la emisora RTHK.

Pese a que en principio los jóvenes contrataron la ayuda legal de abogados locales para seguir el debido proceso, finalmente no se les permitió recibir la asistencia de los abogados, por lo que las familias de los detenidos argumentaron que de esa manera se estaba violando la ley china e internacional.

Los familiares de los detenidos que asistieron a una conferencia de prensa celebrada en Hong Kong con máscaras y sombreros para proteger sus identidades, solicitaron a las autoridades Hongkonesas permitir a los detenidos contar con la ayuda de abogados designados por ellos y no por el régimen chino, según Reuters.

El pasado 10 de septiembre al abogado chino Ji Zhongjiu se le impidió reunirse con los detenidos e incluso se le dijo que ya se habían designado abogados para el caso, al siguiente día Ji también fue a ver a los implicados pero nuevamente no tuvo éxito.

Como señala Taiwan News, otro abogado no identificado afirmó que fueron amenazados por un oficial de seguridad chino, quien además les habría advertido que si no dejaban de lado el caso, se verían obligados a enfrentar consecuencias.

Antes de viajar a Shenzhen, el abogado además dijo que debía de enviar una notificación a las autoridades, y aseguró que tenía que estar acompañado por un oficial de seguridad y no podía ofrecer entrevistas.

Mientras tanto los familiares de los detenidos también solicitaron a las autoridades chinas que les permitieran la comunicación con los detenidos para enviar medicamentos a varios de ellos que los necesitaban, y así mismo pidieron a las autoridades de Hong Kong que aseguraran su libertad y su regreso.

De acuerdo con declaraciones ofrecidas por el Ministerio de Relaciones Exteriores de China el pasado domingo, las personas arrestadas eran separatistas.

El arresto de los jóvenes activistas se produce luego de dos meses de que el gobierno central de Beijing impusiera una polémica ley de seguridad sobre la Región Administrativa Especial tras meses de protesta en favor de la democracia.

De acuerdo con los críticos,la ley promovida afecta en gran medida la autonomía del gobierno de Hong Kong, la cual fue establecida como acuerdo entre Reino Unido y China continental después de que la región pasó a manos de China nuevamente y dejó de ser una colonia británica en 1997.

La nueva legislación permite reprimir y castigar a quienes estén involucrados en acciones separatistas o que sean señalados de coludir con países extranjeros, así como el terrorismo y la subversión. La ley es formulada de manera ambigua para dar poder a las autoridades para atacar a activistas que critiquen al Partido Comunista chino, según The New York Times.

César Munera – BLes.com