Redacción BLes –El 22 de septiembre de 2022, el Tribunal Popular Intermedio de la ciudad de Changchun, provincia de Jilin, cambió la condena a muerte y sus dos años de prórroga a Fu Zhenghua, exministro de Justicia y exdirector de la oficina 610.

 El Tribunal ahora dicta como sentencia cadena perpetua para el recluso, la imposibilidad de conmutar la pena, la negación al derecho de libertad condicional y la confiscación de todos sus bienes. Fu Zhenghua, quien es considerado como “el oficial más cruel entre los funcionarios” y “el torturador número uno” del PCCh, cayó en prisión al declararse culpable de aceptar sobornos y manipular las leyes en beneficio personal.

Se desempeñó en altos cargos a lo largo de su carrera como policía y funcionario del PCCh. Fue director de la Oficina de Seguridad Pública Municipal de Beijing, miembro del Comité Permanente del Comité Municipal de Beijing, Viceministro de Seguridad Pública, Ministro de Justicia y subdirector del Comité Social y Legal del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino.

Gracias a la aceptación de sobornos desde su posición dentro de la cúpula del gobierno, amasó una enorme fortuna que se calcula en más de 117 millones de yuanes (cerca de 17 millones de dólares). También utilizó su poder para proteger a su hermano Fu Weihua, quien cometió delitos graves, para ocultar pistas que lo implican y evitar su encarcelamiento.

Estos hechos fueron los que, según la versión oficial, llevaron a aplicar la sentencia. Pero detrás hay mucho más.

La condena a Fu Zhenghua ocurre en medio de una lucha entre facciones dentro del PCCh, con el actual mandatario Xi Jinping, por un lado, y la facción del ex secretario general del PCCh, Jiang Zemin. 

Con Jiang Zemin en el poder, y por orden directa, comenzó en 1999 la persecución a los practicantes de Falun Gong, utilizando todo el aparato estatal para intentar suprimir la práctica espiritual y creando una agencia especial llamada Oficina 610.

 “Todos los departamentos centrales del PCCh, todos los ministerios, todas las provincias y todas las ciudades deben cooperar muy estrechamente con el grupo”, -exlíder del PCCh, Jiang Zemin al establecer la Oficina 610, junio de 1999.

Esta oficina tenía la capacidad de usar todos los recursos policiales y la maquinaria de propaganda en todos los niveles administrativos, y de actuar fuera del sistema judicial, lo que otorgaba un poder enorme en las manos de Jiang y su gente para controlar al régimen.

En el marco de la lucha contra la corrupción iniciada por Xi Jinping, muchos de los integrantes de la Oficina 610 fueron encarcelados o purgados de las filas del PCCh, en un intento de borrar la influencia del ex secretario del partido.

 Dos de los arrestados son Sun Lijun y Li Dongsheng, quienes se desempeñaron como directores o vicedirectores de la oficina creada por Jiang.

Larry Ong, investigador de Sino Insider, en una declaración escrita a Vision Times, dice:

“El ataque a los funcionarios que sirvieron en la Oficina 610 está probablemente relacionado con el esfuerzo de Xi Jinping por desplazar a la organización de supra autoridad de Jiang Zemin (Oficina 610) con su propia organización de supra autoridad (aparato de seguridad nacional)”.

 Fu Zhenghua, se desempeñó como director de la Oficina 610 entre marzo del 2015 y febrero del 2018.

La Gestapo China

Fu Zhenghua trabajó muy activamente en la persecución a Falun Gong tanto como director de la Oficina 610 como en el cargo de Ministro de Justicia.

Su fidelidad a Jiang Zeming quedó demostrada en la campaña iniciada en 2015 “Trabajo especial para la prevención y eliminación de acusaciones falsas y abusos de acción por parte de Falun Gong” en la que se centró en desmantelar las demandas penales presentadas por los practicantes ante la Fiscalía y la Corte Suprema de China contra Jiang Zemin por la represión masiva.

 Miles de demandas comenzaron a acumularse en los juzgados.

Después de considerar a las acusaciones como” falsas” y a las demandas como “abuso de acción”, Fu ordenó a las fuerzas policiales detener, arrestar y sentenciar a los practicantes implicados. Aquel que se atrevía a demandar a Jiang Zemin corría peligro de ser llevado a la cárcel de forma ilegal y de ser víctima de todo tipo de abusos y torturas.

 El 9 de julio de 2015 se produjo en China el arresto masivo de abogados y defensores de los derechos humanos conocido como “la represión del 709”.

Fu Zhenghua, entonces viceministro de Seguridad Pública, fue la cabeza principal en este operativo que desplegó fuerzas policiales en varias ciudades para arrestar a 300 abogados y activistas que trabajaban en temas sensibles, como minorías étnicas, libertad religiosa, periodistas detenidos, corrupción gubernamental, etc. Entre ellos se encontraban también los defensores de víctimas de la represión contra Falun Gong, como Li Heping, Wang Quanzhang y Wang Yu.

Durante su detención, recibieron el mismo trato que las personas que defendían.

Fueron golpeados, privados de dormir, torturados con descargas eléctricas, colgados con sus muñecas esposadas, confinados en solitario….

Se conoce que al menos 7 abogados víctimas del operativo purgan condenas de hasta 8 años de prisión.

Retribución

En 2016, Estados Unidos marcó un hito en la defensa de los derechos humanos con la aprobación de la ley Magnitsky.

La “Ley Global Magnitsky” autoriza al gobierno de los EE. UU. a sancionar a los violadores de los derechos humanos de todo el mundo, incluida la congelación de sus activos en los EE. UU. y la prohibición de su entrada al país.

A partir de esta ley como modelo, alrededor de 27 países adoptaron leyes que incluyen Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y otros 18 países de la UE.

Los practicantes de Falun Gong recopilaron los nombres de miles de perpetradores de crímenes de la persecución en su contra, que incluyen al ex secretario general Jiang Zemin y a funcionarios de todas las ramas del aparato represor del régimen comunista.

Esta lista sería eventualmente usada por los gobiernos para la aplicación de las nuevas leyes. 

Fu Zhenghua es uno de los principales en la lista, aunque ya no sería necesaria aplicarla para él. Su retribución kármica golpeó las puertas de su casa.

Por Michael Mustapich – BLes.com