Redacción BLes – La organización de exiliados hongkoneses en Reino Unido,  Fight for Freedom and Stand with Hong Kong (FFSHK), propuso una moción de castigo en el Parlamento británico contra 16 funcionarios de la policía hongkonesa aliada del partido comunista chino.

FFSHK anteriormente había presentado su informe en el Ministerio de Relaciones Exteriores inglés, durante el tercer aniversario de la represión del movimiento anti-extradición en la Universidad Politécnica de Hong Kong.

El informe debatido en Londres, hizo énfasis en los nombres de Carrie Lam, ex-jefa de gobierno en Hong Kong, sobre el hombro del ex comisionado de policía en la urbe, Lu Weicong, citó al actual jefe Ejecutivo de la city, Liu Jianchao,  y el Secretario de Seguridad Interna, Deng Bingqiang, etc. 

Esta lista también se amplió a varios oficiales de policía británicos de alto rango, incluidos dos comisionados adjuntos de la fuerza policial, Tao Hui, (alías Dover Rupert) y Zhuang Dingxian, (conocido como David Jordan), así como el oficial de policía, Li Weimin, sospechoso de complicidad con los jefes mafioso de la Tríada, Yuen Long 721, You Naiqiang, y Li Hanmi.

La moción de castigo propone que la lista incluya en el futuro a fiscales culpables de represión. El nivel de detalles es tal, que cita los nombres completos, residencia actual, y fecha de nacimiento de los capos, sus activos y propiedades.

Este documento contiene 73 páginas de fotografías, expedientes de los funcionarios, y videos que muestran las evidencias de brutalidad policial y la violación de derechos humanos  tras la instrumentación de la Ley de Seguridad Nacional.

Li Xuanlang, ex-concejal del distrito de Hong Kong,  ahora en el exilio, dijo: “Este informe detalla las atrocidades y violaciones de los derechos humanos cometidas por funcionarios del gobierno de Hong Kong. Espero que pueda acelerar el progreso de las sanciones contra represores comunistas en varios países”, y prosiguió.

“También debo decir que  esta es una oportunidad para llamar a la diáspora hongkonesa y hacer fuerza con sus votos, por ejemplo, llegamos al Reino Unido, somos votantes y tenemos derecho a elegir los parlamentarios, contactar a nuestros  representantes y mostrarles el informe”, dijo.

Una manifestante que en noviembre del 2019, cuando los disturbios en la Universidad Tecnológica de Hong Kong (UTHK)  contaba solamente 17 años de edad, dijo:”Aunque  Estados Unidos ha  sancionado a funcionarios hongkoneses, creemos que el Reino Unido también debería implementar sanciones al estilo de la Ley  Magnitsky”, y agregó.

“Vivo el trauma provocado por la policía durante el asedio a la UTHK, en aquel entonces me dediqué a combatir el gas lacrimógeno que disparaban a los estudiantes, y hoy vivo exiliada en Reino unido con el sobrenombre de Venus”, explicó en la conferencia de prensa la mujer de incógnito.

Otro testigo de la represión del movimiento anti-extradición tres años atrás en Hong Kong comentó que:”El equipo ha trabajado mucho para garantizar que las recomendaciones hechas en el informe cumplan plenamente con la ley británica, y elogió al gobierno británico por proporcionar a los hongkoneses un plan de bote salvavidas de visa BNO (Pasaporte Nacional Británico en el Extranjero). 

Sin embargo, dijo el hombre de sobrenombre Francis: “Esto no significa que el Reino Unido haya cumplido con sus responsabilidades con los hongkoneses, sino que debe hacer énfasis en las sanciones a los represores que cometieron violaciones de derechos humanos para que asuman  responsabilidad”, argumentó Francis ante las dudas del Parlamento británico..

Tras estos reclamos, Venus y Francis recuerdan que fueron acusadas  10 personas tras los incidentes de la Universidad Tecnológica, y abogaron ante el Parlamento británico porque 7 de sus compatriotas que  fueron sancionados a tres años de prisión, sean puestos en libertad.

Por ello la comunidad de exiliados hongkoneses pidió a Lord David Alton, parlamentario inglés implementar en Gran Bretaña algo parecido a la Ley Magnitsky. ¿Qué dice la Ley estadounidense Magniskist?

En 2012, Bill Browder, un financista norteamericano que fue representado en Rusia por Magnitsky, un letrado anticorrupción ruso que más tarde murió en prisión tras develar el entramado delincuencial de varias  empresas estatales, logró en el Congreso de Estados Unidos una ley para sancionar a funcionarios que violen derechos humanos a nivel global.

De hecho, a través de la Ley Magniskist, Washington ha sancionado a 24 funcionarios chinos por violación de derechos humanos en Xianjiang, según un informe revelado por el Comité Ejecutivo del Congreso de Estados Unidos sobre China (CECC).

Y ha sido en tal sentido, donde el secretario de justicia estadounidense, Lam Ting-Kwok, recomendó que las sanciones también se extiendan a Hong Kong, luego que el mundo observó impávido como Reino Unido no sancionó a violadores de derechos humanos en Hong Kong tras la represión al movimiento anti-extradición.

Lo que recuerda las palabras de Browder: “la mayoría de los gobiernos no están dispuestos a tomar la iniciativa para implementar el proyecto de ley de sanciones, y deben depender de la presión externa haciendo que el gobierno se avergüence tanto que tenga que actuar”, y agregó que.

“La clave es que los gobiernos de todos los países estén dispuestos a implementar la Ley Magnitsky. 

Por José Rangel – BLes.com