Redacción BLes.com – El experto en China, Kerry Brown, insta a las Universidades británicas a no autocensurarse y a mantener con firmeza el debate sobre los derechos de Hong Kong en vez de tratar de apaciguar al régimen chino. 

Para Brown el Partido Comunista de China (PCCh) es muy susceptible y ahora que incrementa la represión contra los hongkoneses lo es aún más, por lo que algunas universidades podrían tratar de halagarlo para evitar sus represalias, según el Daily Mail del 9 de julio.  

Brown, quien es profesor de estudios chinos en el King’s College de Londres, recomendó un esfuerzo por mantener un “espacio neutral” para el debate en las universidades, que permita seguir el flujo histórico de los acontecimientos.

Asimismo, hace notar el riesgo que corren las familias y las personas relacionadas con los investigadores de China, quienes pueden ser apresados como medida disuasoria.

“Otros están involucrados en la investigación de campo en áreas sensibles de minorías étnicas, o en torno a temas de política social potencialmente polémicos como la reforma de la propiedad de la tierra o los derechos de los trabajadores migrantes”, y son ellos en particular quienes están riesgo, según Brown. 

En este sentido Brown insiste en que las universidades fuera de China deben estar enteradas de esta situación y entenderla bien.

Lo anterior no debería ser obstáculo para que el personal académico siga discutiendo el tratamiento de los derechos humanos del país, y su participación en Hong Kong.

Como es conocido, las universidades dependen en gran medida de los ingresos que generan los estudiantes extranjeros, y en particular de los que permite asistir el PCCh, por lo que es de esperar que este utilice tal situación como una forma de coacción. 

Para Australia este tema es sensible, dado que el régimen chino ya trató de disuadir a los estudiantes y a los turistas de viajar hasta allá, como uno de los castigos contra ese país por solicitar una investigación del procedimiento aplicado al virus PCCh aparecido en Wuhan y que tanto daño causa en todo el mundo.

Las amenazas y las represalias son métodos utilizados frecuentemente por el régimen comunista chino a fin de afianzar su poderío, sin embargo, se aprecia un creciente despertar internacional frente a estos abusos y varios países se preparan para contrarrestar las agresiones que parten del PCCh.

José Hermosa – Redacción BLes.com