Redacción BLes – Los campos de cereales están deteriorándose cada vez más y el sector agrícola ya no sabe qué hacer para revertir la situación. Lo peor es que la seguridad alimentaria se ve cada vez más comprometida.

En China, la producción de cereales es la base más importante. La tierra cultivable supone una quinta parte del país, y la producción de arroz representa al menos una cuarta parte de la cosecha total de granos.

Las políticas del régimen intentaron preservar la tierra negra del país, pero solo han generado el efecto contrario, por el uso excesivo de fertilizantes y la explotación del suelo.

Mira el informe completo en el siguiente video