Redacción BLes – La inversión extranjera fue uno de los pilares para sacar a China de la pobreza en cuatro décadas. Pero hoy las inversiones extranjeras se han desplomado.

Vamos a ver entonces  las razones de por qué los inversores extranjeros están huyendo del país asiático.

Tras la muerte de Mao Zedong en 1976 el comunismo más ortodoxo dio paso a un enfoque pragmático para el desarrollo económico y tres años después el país abrió sus puertas a la inversión extranjera.

En las siguientes décadas la entrada de capitales fue creciendo de forma exponencial, a medida que el PIB chino se expandía a un ritmo promedio de más del 9% anual.