Redacción BLes– El parlamentario británico Tobias Ellwood se manifestó críticamente hacia el régimen comunista chino indicando que Occidente debe unirse para detener la “amenaza geopolítica” que este representa para el resto del mundo.

En una conversación con talkRADIO, el presidente del Comité Selecto de Defensa de la Cámara de los Comunes sostuvo que le gustaría que el primer ministro Boris Johnson “se levantara como Winston Churchill y dijera que hay una amenaza geopolítica aquí y que Occidente debe permanecer unido”.

Las declaraciones de Ellwood se producen a menos de un mes de que el Gobierno del Reino Unido decidiera prohibir a la empresa china Huawei a que participe en la infraestructura de la red 5G del país.

Cabe destacar que tal decisión del gobierno de Johnson estuvo en concordancia con la mirada de la Casa Blanca, que también prohibió la participación de Huawei en la red 5g de Estados Unidos tras asegurar que la compañía posee fuertes vínculos con el Ejército Popular de Liberación chino y representa una amenaza para el país.

Es por eso que el Sr. Elwood aseguró que Occidente necesita “entender mejor a China”.

“Ahora nos enfrentamos a la incómoda realidad de que hemos estado en completa negación política y económica para ignorar el déficit democrático y el historial de derechos humanos de China”, aseguró en declaraciones recogidas por el Daily Express el 4 de agosto.

“No podemos seguir ignorando el hecho de que este es un régimen comunista”, apuntó.

Elwood afirmó que la clave pasa por quitarle importancia al comercio entre ambas naciones, que el año pasado superó los 80 mil millones de dólares.

En este sentido, indicó, Occidente se debería unir para tener una política común para enfrentar a China.

“El comercio es la cuestión aquí. El talón de Aquiles con China es el hecho de que solo puede crecer comerciando con el resto del mundo”, sostuvo al respecto.

“Eso es diferente a la propia Unión Soviética. Solo podemos desafiar ese comercio porque está desplumando a los países uno por uno de la comunidad internacional”, afirmó.

Cuando el conservador Boris Johnson ganó las elecciones generales en diciembre de 2019, el presidente estadounidense Donald Trump fue uno de los primeros en felicitarlo asegurando que su victoria abriría el camino a un acuerdo comercial entre ambas naciones, que permita restar la influencia de Beijing.

Asimismo, el gobierno británico comunicó en junio que busca vincularse al Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífica, la alianza que une 11 países, incluidos Japón, Canadá y Australia, y es vista por algunos en Westminster como otro refuerzo importante en la nueva postura de Gran Bretaña frente al impacto que podría generar el endurecimiento de sus relaciones con el régimen chino.

Miguel Díaz – BLes.com