El régimen chino prohibió la producción de contenido audiovisual que contenga milagros, sanaciones y otras 20 categorías de contenido. 

Redacción BLes– La Administración Nacional de Radio y Televisión de China, que controla la radio y la televisión en el régimen comunista, ahora prohíbe 20 nuevas categorías de contenido, incluido material que promueve los milagros, sanaciones, reliquias sagradas y posesiones demoníacas, informó UCA News.

Las pautas pueden producir un efecto destructivo en la industria cinematográfica religiosa y espiritual, sobre todo la cristiana que se encuentra bastante desarrollada.

Un cineasta chino que se identificó como Joseph, dialogó con el medio UCA News, comentó que el contenido basado en la Biblia incluye principalmente milagros y sanación, las nuevas pautas de censura prohiben casi por completo ese contenido. “SI filmamos la vida de Jesús, evitando el contenido prohibido por las nuevas restricciones, sólo presentaremos a Jesús como una persona común, y esto es inaceptable para los cristianos”.

Un sacerdote cristiano llamado Yo proveniente de Shandong, también habló con UCA News y fue muy crítico con el régimen chino, a quien acusó de no permitir que los ciudadanos tengan los derechos humanos más básicos como el derecho natural de la libertad de religión. También cuestionó la directriz que estipula que “los dramas históricos deben basarse en la historia verdadera” en lugar de ficción. “¿Cuál es la verdadera historia? ¿Es la fabricada por el Partido Comunista chino?”, se pregunta el padre Yo. 

A principios de este mes, el Procurador General de los Estados Unidos William Barr criticó a Hollywood por apaciguar a China con autocensura para garantizar la entrada a su mercado, diciendo que los estudios buscan hacerle propaganda al Partido Comunista chino.

En una entrevista con el medio Reuters, Barr aseguró: “Hollywood ahora censura regularmente sus propias películas para apaciguar al Partido Comunista Chino, el violador de derechos humanos más poderoso del mundo”, agregó Barr. “Esta censura afecta, no sólo las versiones de películas que se lanzan en China, sino también muchas que se muestran en los cines de los Estados Unidos ante el público estadounidense”.

William Barr no sólo apuntó contra Hollywood, también lo hizo contra corporaciones como Apple, Alphabet’s Google, Microsoft e incluso Walt Disney Co., a quienes acusó de mostrarse demasiado dispuestas a colaborar con el Partido Comunista chino”.

El Procurador General Barr realizó una crítica general a las empresas, afirmando que mientras el PCCh piensa y actúa en términos de siglos, las empresas generalmente sólo están mirando el informe de ganancias de los próximos tres meses. Esta actitud habría generado que grandes compañías tecnológicas de los Estados Unidos, terminan actuando como peones influenciados por el régimen chino.

Andrés Vacca-BLes.com