El cardenal Joseph Zen denunció que la Iglesia católica en China atraviesa por una situación grave por culpa del régimen comunista que gobierna el país, y que busca la “rendición” del Vaticano.

“Quieren una rendición completa. Eso es el comunismo”, declaró Zen ante CNA en Washington D. C. el 11 de febrero.

El sistema político que impera en China prohibió algunas ceremonias de la Navidad, reescribió las Biblias y habría propiciado la disminución de las vocaciones sacerdotales, dijo Zen a los legisladores estadounidense con los que se reunió, entre ellos el congresista Chris Smith (republicano por Nueva Jersey).

En particular Zen se refirió al cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, de quien se dice que tiene su propia agenda y que esconde “la horrible cara del comunismo chino”.

“Estoy luchando contra Parolin. Porque las cosas malas vienen de él”, recalcó Zen, aludiendo a un acuerdo que deja expuestos a los feligreses ante la persecución del régimen comunista chino.

El régimen chino ha procurado durante años controlar a la Iglesia Católica, lo que al parecer logró en septiembre de 2018 mediante la firma de un acuerdo secreto con el Vaticano.

Zen relata que los católicos chinos vienen a Hong Kong, de cuya Diócesis es el obispo, para quejarse, pero que él no puede hacer nada.

“Y por lo tanto la situación es, humanamente hablando, desesperada para la Iglesia Católica”, señaló Zen.

El cardenal Zen advirtió enfáticamente al Vaticano que no permitiera al régimen chino el nombramiento de los obispos católicos en China, pero no fue escuchado, y por eso publicó su libro “Por el amor a mi pueblo no guardaré silencio”.

Asimismo, un informe de la Comisión Ejecutiva del Congreso de los Estados Unidos sobre China (CECC), publicado en enero, señaló que los abusos de los derechos humanos se intensificaron, y que la persecución de los católicos empeoró después de que se llegó al acuerdo entre el Vaticano y China.

Por otro lado, son muchos los abusos cometidos por el régimen chino contra otras prácticas espirituales y minorías étnicas.

Así, la CECC emitió una declaración el 20 de julio de 2019, instando al Partido Comunista Chino (PCCh) a detener la persecución contra la disciplina espiritual conocida como Falun Dafa (o Falun Gong).

“Durante los últimos veinte años, los practicantes de Falun Gong han experimentado atroces e inaceptables abusos contra los derechos humanos en China”, dice la declaración emitida por el representante James McGovern, presidente del CECC, y su copresidente, el senador Marco Rubio.

En este mismo sentido, el Subsecretario de Estado, John J. Sullivan, denunció “los horrores de la represión estatal” de los derechos humanos perpetrados por el régimen chino, el 24 de septiembre ante más de 30 países, en Nueva York.

Igualmente, resaltó la responsabilidad de la ONU y sus miembros, frente a los relatos de los sobrevivientes de los horrores cometidos por el régimen contra los derechos humanos y las libertades fundamentales de las minorías, entre ellas contra la etnia Uighur, según Global News.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.