Redacción BLes – El servicio de espionaje doméstico MI5 de Gran Bretaña advirtió sobre una agente china “involucrada en actividades de interferencia política” en el Reino Unido en nombre del Partido Comunista Chino (PCCh).

La presidenta de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, envió el jueves un correo electrónico dirigido a los parlamentarios, alertando sobre una mujer llamada Christine Lee que estaba “interactuando con miembros aquí en el Parlamento”, en coordinación con el Departamento de Trabajo del Frente Unido del Partido Comunista Chino (UFWD), una organización conocida por ejercer influencia china en el extranjero.

Ella “ha facilitado donaciones financieras a parlamentarios en servicio y aspirantes en nombre de ciudadanos extranjeros con sede en Hong Kong y China”, dice Hoyle en la carta.

Agregando que el Departamento de Trabajo del Frente Unido “busca cultivar relaciones con figuras influyentes para garantizar que el panorama político del Reino Unido sea favorable a la agenda del PCCh y desafiar a aquellos que plantean preocupaciones sobre la actividad del PCCh, como los derechos humanos”, informó AP.

“Este es un asunto de gran preocupación”, dijo al parlamento Iain Duncan Smith, exlíder del gobernante Partido Conservador de Gran Bretaña que ha sido sancionado por China por denunciar abusos contra los derechos humanos en Xinjiang. Además, criticó la indulgencia con la que se manejan las autorizaciones de ingreso a la Cámara y cuestionó el hecho de que no se deportó a la espía china. 

Entre tanto, el exministro de Defensa, Tobias Ellwood, dijo ante el Parlamento que “este es el tipo de interferencia de zona gris que ahora anticipamos y esperamos de China”.

Según Euro News, la ministra del Interior de Gran Bretaña, Priti Patel, dijo a los periodistas que las acciones actuales de Lee estaban por debajo del umbral criminal para enjuiciarla, pero que al emitir el alerta, el gobierno pudo advertir a los legisladores sobre los intentos de la espía china de influir indebidamente en ellos.

No obstante Patel declaró que es “profundamente preocupante” que una persona que trabajaba en nombre del Partido Comunista Chino atacara a los legisladores.

Los agentes de inteligencia británicos aseguran que el régimen chino ha tratado de robar propiedad intelectual, también lo acusa de interferir en la política interna y sembrar información errónea.

Las relaciones de Gran Bretaña con China se han deteriorado en los últimos años por las denuncias de algunos parlamentarios en el tema de los abusos a los derechos humanos en Hong Kong y Xinjiang.

El PCCh sancionó a nueve políticos británicos en 2021, tildándolos de mentirosos y de difundir información falsa, luego que destacaron en el Parlamento los abusos cometidos por el régimen en Xinjiang.

Entre tanto, en noviembre, el jefe de la agencia de inteligencia en el extranjero, Richard Moore, calificó a China como una de las mayores amenazas para Gran Bretaña y sus aliados.

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.