Redacción BLes – Un auto Tesla Modelo Y irrumpió fuera de control en las calles de Chaozhou, en la provincia de Guangdong el 5 de noviembre. El conductor del vehículo se preparaba para aparcarlo frente a su tienda, sin embargo, el vehículo no respondió y comenzó a acelerar rápidamente por las calles de la ciudad.

El Tesla recorrió 2,6 kilómetros, hasta que impactó con un negocio, también a alta velocidad. En el trayecto, atropelló a dos personas e hirió a otras tres. Lamentablemente, dos personas fallecieron, entre ellas, una estudiante de secundaria, informó la cadena local de noticias Jimu News. La carrera sin control del vehículo quedó captada por varias cámaras de seguridad.

El conductor del vehículo, un hombre de nombre Zhang, de 55 años, presuntamente tuvo problemas con los frenos, según informó la policía de tráfico local. En el video se observa que el conductor estaba estacionando el coche, pero inmediatamente pierde el control y comienza a circular a toda velocidad por las calles de la ciudad, intentando esquivar a vehículos y transeúntes.

Tesla dijo que los vídeos mostraban que las luces de freno del coche no se encendían cuando el coche iba a gran velocidad y que los datos mostraban que no hubo ninguna acción para pisar los frenos durante todo el recorrido del vehículo.

“La policía está buscando actualmente una agencia de evaluación de terceros para identificar la verdad detrás de este accidente y proporcionaremos activamente cualquier asistencia necesaria”, dijo un portavoz de Tesla a Reuters.

La familia del conductor también está esperando los resultados de la investigación sobre el accidente.

La policía local comunicó que el conductor del Model-Y no estaba bajo los efectos de drogas o de alcohol. Además, el vehículo no estaba bajo piloto automático.

Un usuario en Weibo, que se identificó como pariente de Zhan, dijo que el dueño del Testa hacía tiempo que se estaba quejando de que los frenos no funcionaban bien y que no pudo estacionar el auto porque el freno “estaba duro y no pudo detener el vehículo después de pulsar el botón de aparcamiento”.

China es el segundo mercado más grande para los vehículos fabricados por Tesla, el trágico accidente estuvo en tendencia en la red social china Weibo el domingo pasado.

Según informa Reuters, Tesla tuvo que enfrentar denuncias por fallos de los frenos de sus vehículos anteriormente. La compañía expresó a través de un comunicado que un tribunal había ordenado al propietario de un coche chino que se disculpara públicamente e indemnizara a la empresa, ya que los comentarios que había hecho a los medios de comunicación sobre problemas con sus frenos eran incompatibles con los hechos y habían dañado la reputación de Tesla.

No es la primera vez que un vehículo Tesla está involucrado en trágicos accidentes en China y en el mundo.

En China, solo un par de días después de lo ocurrido en la provincia de Guangdong, la cadena de noticias Jimu News había informado de otro accidente, cuando un propietario de un Tesla, llamado Jing, en Nanjing, provincia de Jiangsu, al este de China, también perdió el control de su automóvil eléctrico durante unos 1,8 kilómetros y fue frenado a la fuerza al chocar contra los bordes de unas carreteras.

En 2021, algunos usuarios de Twitter publicaron videos de accidentes fatales en la provincia de Guangzhou y Guangdong con automóviles Tesla.

En el Salón Internacional del Automóvil en Shanghai, la compañía tuvo que enfrentar el escarnio público de los usuarios. Una mujer china muy enojada se subió a un Tesla Modelo 3 y gritó que los frenos de Tesla no funcionaban bien. El video se viralizó en las redes sociales.

De acuerdo a la información de medios locales chinos, la mujer fue detenida por cinco días para cumplir una sentencia de “detención administrativa”.

Según un artículo de la agencia estatal de noticias Xinhua publicado en 2021, los vehículos Tesla tenían que ganarse la confianza de los consumidores chinos y cumplir las medidas de seguridad chinas. Algunos propietarios estaban descontentos porque sus vehículos presentaban fallas en los frenos o se prendían fuego durante las cargas eléctricas. Reportes similares también se publicaron en la red social china Weibo en varias cuentas gubernamentales.

Varios meses luego del incidente, en septiembre de 2021, Elon Musk elogió las políticas comerciales del régimen comunista chino y afirmó su compromiso con China asegurando más inversiones. “Mi observación franca es que China gasta muchos recursos y esfuerzos aplicando las últimas tecnologías digitales en diferentes industrias, incluida la industria automotriz, lo que convierte a China en un líder mundial en digitalización”.

“Tesla continuará expandiendo nuestra inversión y esfuerzos de I+D en China”, dijo.

La fábrica de Tesla en China produce la mitad de los modelos 3 y Y de toda la producción mundial. A pesar del impacto de la política cero covid del Partido Comunista Chino en la caída de la producción y de la demanda de los vehículos Tesla en China, la compañía sigue en el primer lugar en ventas de vehículos eléctricos en el país.

Una muestra de la relación entre Elon Musk y el Partido Comunista Chino es el saludo que el CEO de Tesla envió al PCCh en el aniversario del partido.

En el primer centenario del PCCh, la agencia estatal de noticias Xinhua, publicó un tuit de propaganda elogiando al régimen por “construir una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos”. Xinhua también afirmó que el Partido había “logrado una solución histórica al problema de la pobreza extrema en China”.

Musk respondió a Xinhua de manera halagadora, felicitando al régimen comunista por sus logros: “¡La prosperidad económica que China ha logrado es realmente asombrosa, especialmente en infraestructura! Animo a la gente a visitar y ver por sí mismos”, dijo.

https://twitter.com/XHNews/status/1410400002929696770

 

Gabriela Serrentino – BLes.com