Redacción BLes – Varios expertos y analistas sobre China-Taiwán están diciendo que el ejército de Xi Jinping sigue siendo una amenaza para el país insular, a pesar de todas las advertencias de los aliados de Taiwán de un posible contraataque a China.

Un informe publicado en 2021 (Military and Security Developments Involving the People’s Republic of China) por el Pentágono reveló que el Ejército Popular de Liberación pretende ejecutar un “bloqueo del tráfico marítimo y aéreo”, y también interrumpir las importaciones de Taiwán. Un ataque coordinado de artillería aérea y una toma conjunta de las islas exteriores del país aseguraría una victoria para el EPL, sin embargo, según el Pentágono, esto solo sería posible si los aliados de Taiwán decidieran no intervenir.

La capacidad de un ataque anfibio del EPL se acrecentó en los últimos años, pero el informe señala que “la invasión anfibia a gran escala es una de las operaciones militares más complicadas y difíciles, que requiere superioridad aérea y marítima, la rápida acumulación y el mantenimiento de los suministros en tierra, y el apoyo ininterrumpido”.

Un ataque de este tipo provocaría la reacción inmediata de los aliados de Taiwán, entre ellos Estados Unidos, que mantiene una presencia constante en la región del Mar de China con sus buques de guerra. La posición de Japón también está clara, el ministro de defensa japonés dijo que su país es “familia con Taiwán” y que la seguridad de Taiwán “está claramente relacionada con la protección de Okinawa”.

Por lo tanto, para China no será fácil un movimiento bélico de esta envergadura, además las debilidades del EPL en cuanto a la coordinación y cooperación estratégica dentro de los servicios del ejército impedirían seriamente el éxito de una posible operación sobre Taiwán.

Cuando Xi Jinping llegó al poder 2012, inició una campaña de “limpieza” de la corrupción dentro del Partido, con el EPL incluido. Se implementaron reformas para incorporar a nuevos oficiales más jóvenes y para unificar los mandos del ejército al estilo occidental.

Sin embargo, un reciente informe publicado por la Universidad de Defensa Nacional de Estados Unidos mostró que los altos oficiales del EPL carecen de una formación integral en otros servicios del ejército, así como una falta de experiencia en operaciones militares en el extranjero.

En este sentido, un almirante de larga trayectoria, perteneciente al Ejército de Estados Unidos, dijo que el líder chino Xi Jinping estaría preparando al EPL para que esté listo en unos seis años y recién entonces comenzar un ataque a Taiwán.

En una declaración realizada en 2021 ante el Congreso de Estados Unidos, Philip Davidson, almirante y excomandante para el Indo-Pacífico, dijo que creía posible una invasión china sobre Taiwán.

“Me preocupa que estén acelerando sus ambiciones de suplantar a Estados Unidos y nuestro papel de liderazgo en el orden internacional basado en normas”, dijo Davidson. “Llevan mucho tiempo diciendo que quieren hacerlo para 2050, me preocupa que adelanten ese objetivo”.

“Taiwán es claramente una de sus ambiciones antes de eso”, añadió. “Y creo que la amenaza se manifestará durante esta década. De hecho, en los próximos seis años”.

Davidson dijo que “cuarenta años de ambigüedad estratégica” habían “contribuido a mantener a Taiwán y su estatus actual”, pero que la postura oficial de Estados Unidos al respecto “debería reconsiderarse de forma rutinaria”.

Estados Unidos no reconoce a Taiwán como una nación independiente de China, sin embargo, el presidente Joe Biden ha declarado que EE. UU. reaccionará a favor de Taiwán si el régimen comunista chino decide atacar.

Recientemente, según la CNN, el director adjunto de la CIA, David Cohen, dijo que el líder chino Xi Jinping quiere que las fuerzas armadas chinas estén preparadas para recuperar a Taiwán en 2027.

“Él (Jinping) no ha tomado la decisión de hacerlo, pero ha pedido a sus militares que le pongan en una posición en la que si eso es lo que quiere hacer, podría hacerlo. La Comunidad de Inteligencia sigue considerando que el interés de Jinping en Taiwán es conseguir el control por medios no militares”, dijo Cohen, según la CNN.

Además, señaló que las agencias de inteligencia de EE. UU. están observando de cerca la situación de Rusia y evaluando las acciones de China sobre Taiwán, si es que la guerra ruso-ucraniana podría afectar el estado político en el estrecho.

En el marco de la visita de Nancy Pelosi durante el mes pasado, China publicó un white paper sobre Taiwán el 10 de agosto, titulado “La cuestión de Taiwán y la reunificación de China en la nueva era”. El documento muestra las intenciones de la China de Xi Jinping sobre Taiwán, más allá de los amenazantes ejercicios militares y de los sobrevuelos con cazas de combate. El concepto de “un país, dos sistemas” sobre Taiwán no estaría completamente dirigido a la implementación de un régimen de gobierno en el país insular, sino que estaría más enfocado a mantener un sistema similar al de Hong Kong.

“Taiwán puede continuar con su actual sistema social y disfrutar de un alto grado de autonomía de acuerdo con la ley”, manifiesta el white paper, sin embargo, no indica nada relacionado con la forma de gobierno, y resalta que la reunificación debe hacerse de “forma pacífica” y también “reconocer que China continental y Taiwán tienen sus propios sistemas sociales e ideologías. […] Las diferencias de sistema social no son un obstáculo para la reunificación ni una justificación para el secesionismo”.

Aunque el white paper reitera que la reunificación deber ser “pacífica”, el Partido Comunista Chino afirma que “”no renunciaremos al uso de la fuerza y nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias”.

Con el próximo XX Congreso del PCCh a realizarse en octubre, donde Xi pone en juego un tercer mandato inédito en el partido comunista, algo que ni Mao Zedong o Deng Xiaoping pudieron lograr, ¿el estrecho de Taiwán es un arma oculta que estaría usando el líder chino para afianzarse dentro del partido? Además, con los cambios que están sucediendo dentro del EPL, Xi quiere también ganarse a los altos mandos, por lo tanto, estos rumores sobre un posible avance en Taiwán con un ejército “preparado” para cualquier decisión, ¿es un guiño para probar la lealtad del ejército chino?

Por Gabriela Serrentino – BLes.com