La sequía del río Paluxy dio lugar al hallazgo de nuevas huellas que se suman a otras que ya existían en el parque.

ESTADOS UNIDOS.- Tras la sequía del río Paluxy, el Parque Estatal Dinosaur Valley de Texas dio a conocer que se descubrieron huellas enormes de dinosaurios de hace 113 millones de años. 

Fue debido a las condiciones climáticas del verano pasado que el caudal del río terminó por secarse en casi todo su recorrido. Pero esto dio lugar al hallazgo de nuevas huellas que se suman a otras que ya existían en el parque.

Huellas de Acrocanthosaurus y Sauroposeidon

Un portavoz señaló que la mayoría de las huellas pertenece a un ejemplar de Acrocanthosaurus, una especie que vivió a mediados del periodo Cretácico, y que podría haber medido unos cuatro metros de altura, con un peso de siete toneladas. 

Las otras huellas corresponden al Sauroposeidon, dinosaurio que podría haber alcanzado los 18 metros de altura y hasta 44 toneladas de peso en su etapa adulta.

Un equipo especializado y de voluntarios se encuentra trabajando en limpiarlas y protegerlas, pues en cuanto vuelva a llover, las huellas quedarán nuevamente cubiertas por el agua.

Fuente: elimparcial.com