Redacción BLes – Howard Berry, experto investigador en postproducción de cine y profesor de la Universidad de Hertfordshire en Inglaterra, habló con el medio The Conversation y señaló que las imágenes de los astronautas de la misión Apolo 11, que alcanzó la luna en 1969, habrían sido imposibles de falsificar.

A 50 años de que la NASA confirmara el descenso del módulo lunar en la superficie de la luna, todo tipo de teorías conspirativas han salido a la luz para sugerir que se trató de un montaje, y una de las que ha conseguido mayor fuerza es la que señala que el gobierno habría financiado al cineasta Stanley Kubrick para llevar a cabo el montaje de dicha misión.

Sin embargo el profesor Berry descarta la posibilidad de que se hubiera tratado de un montaje cinematográfico y explica que para entonces las imágenes transmitidas en televisión tenían un formato estándar de 30 fotogramas por segundo. Las imágenes que fueron grabadas durante el alunizaje comprendieron un formato de 10 fotogramas por segundo en SSTV(televisión de exploración lenta) con una cámara especial.

Por eso para el experto resulta muy difícil reducir la velocidad de las imágenes pues una grabación de larga duración requiere una cinta con más fotogramas de lo normal, algo que no existía para la época.

Algunos afirman que la NASA difundió imágenes en cámara lenta para simular la gravedad propia del entorno lunar pero para el investigador estarían dejando de lado que para entonces las grabadoras de discos magnéticos, capaces de grabar en cámara lenta, sólo podían lograr hasta 30 segundos de grabación; para una reproducción total de 90 segundos en cámara lenta.

“Para capturar 143 minutos en cámara lenta, necesitaría grabar y almacenar 47 minutos de acción en vivo, lo que simplemente no fue posible”, añade el especialista.

Para muchas personas también resulta dudoso el hecho de que en las imágenes de la misión se viera la bandera estadounidense ondeando, asegurando que las condiciones de gravedad impiden que en la luna se genere viento. El experto indica que en el video una vez que sueltan la bandera, esta se asienta suavemente y que en el resto de las imágenes no se ve en lo absoluto más movimiento.

Por otro lado Berry afirma que no hay posibilidades de que la escena fuera grabada en el desierto, como se ha señalado, puesto que normalmente hay viento en ese tipo de lugares y las cámaras de video suelen captar las olas de calor debido al clima cálido.

Respecto al efecto de las sombras que dejan los cuerpos de los astronautas, el experto indica que no es más que el sol y explica que si se tratara de una luz artificial colocada dentro de un estudio de grabación, las sombras se producirían desde un punto central. “Pero debido a que la fuente está muy lejos, las sombras son paralelas en la mayoría de los lugares en lugar de divergir de un sólo punto”.

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Temas: Categorías: Ciencia