Redacción Bles – Pasaron más de 500 años desde que Leonardo da Vinci pintara “La Virgen de las rocas“, una de sus obras de arte más emblemáticas. Ahora, un secreto quedó al descubierto.

Los expertos de la Galería Nacional de Londres, donde se encuentra exhibida la pieza de arte, dieron a conocer un insólito hallazgo: los primeros trazos que realizó Leonardo cuando dibujó la obra en 1483 y que quedaron ocultos desde entonces.

El boceto de los primeros trazos fueron obtenidos gracias a una técnica de mapeo con fluorescencia de rayos X.

[Dioses en la Tierra: cuando las rocas adoptan forma humana [Video]]

El diseño encontrado debajo de la pintura resultó ser sorpresivamente muy diferente al que se conoce de la obra. Tras 15 años de investigación, los especialistas concluyeron que el artista italiano inicialmente esbozó al niño Jesús y un ángel en el famoso cuadro.

Los primeros esbozos que realizó Leonardo sobre “La Virgen de las rocas”.

Nuevas imágenes han revelado el diseño anterior de Leonardo para el ángel y el niño Cristo, que muestran diferencias significativas en cómo se ven en la pintura terminada“, dijeron desde la Galería Nacional de Londres en el comunicado.

[El despertar espiritual en “El sueño” de Miguel Ángel]

En la composición original, ambas figuras fueron trazadas más arriba. Se puede apreciar cómo el ángel mira  y abraza al niño Jesús.

Sin embargo, éste no fue el único secreto encontrado. Los expertos también hallaron lo que parece ser una huella digital de un dedo o de la palma de una mano en la mejilla de la Virgen.

En el exámen encontraron una huella digital visible a través de la fina pintura en la mejilla izquierda de la Virgen.

Las imágenes en color de alta resolución revelaron otra sorpresa: huellas de manos humanas“, comunicaron desde la Galería. “Las manos a las que pertenecen siguen siendo desconocidas, pero lo más probable es que estén allí porque alguien acaricia la capa de imprimación en el panel para crear una superficie más lisa y uniforme para pintar”.

A pesar del secreto revelado, los especialistas aún no pueden asegurar qué fue lo que motivó a Da Vinci a cambiar su composición original de manera tan significativa. 

Con la ayuda de estas imágenes científicas, podemos suponer que Leonardo comenzó a trabajar en una nueva composición, pero luego cambió de opinión y reprodujo su composición original“, señalaron desde la Galería.

Esta obra maestra había sido un encargo del artista para decorar un retablo de la capilla en Milán en 1483.

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Temas: Categorías: Ciencia