Los relatos sobre conducta filial ejemplar abundan en la historia china. Muchos de estos fueron escogidos y compilados durante la dinastía Yuan (1280-1368 di.) por Guo Juking, un ciudadano de la provincia de Fujian, inspirado tras el duelo por la muerte de su padre. Él recolectó proezas filiales de hijos hacia sus padres desde la era del Emperador Shun primordial. Incluso hoy en día, estas historias forman parte importante de las virtudes ortodoxas chinas.

Wen era el tercer hijo de Liu Bang, el fundador de la Dinastía Han del Oeste. Fue nombrado Príncipe de Dai en la provincia Shanxi y luego se convirtió en Emperador de aquella dinastía. Cuando su madre se enfermó, él la cuidó personalmente día y noche.

 

Veinticuatro parangones de piedad filial, 5 Kan no Buntei (Emperador Wen de Han, Liu Heng) | Wikimedia Commons

Durante los tres años de padecimiento que duró la afección, Wen nunca durmió en una cama, hasta el punto de ni siquiera desajustarse el cinturón de su bata. Siempre probaba la medicina de su madre antes de dársela, para asegurarse de que tuviera la temperatura apropiada. Su benevolencia y piedad se conocían en todo el reino. Los versos que lo alababan decían:

La benevolencia y la piedad se comentan por todo el reino;
Noble y eminente, es superior a cien reyes;
Por tres años la Reina Madre ha estado enferma,
y él siempre su medicina antes prueba.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds
Categorías: Cultura

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.