LONDRES (AP) — Investigadores británicos revelaron que el futbolista argentino Emiliano Sala y su piloto estuvieron expuestos a niveles peligrosos de monóxido de carbono antes que su avioneta se estrellara en el Canal de la Mancha, matándoles.

La Piper Malibu, aeronave de un motor, que trasladaba a Sala y David Ibbotson se estrelló en el mar el 21 de enero. Sala viajaba desde Francia para incorporarse a su nuevo club, el Cardiff City en Gales.

El cadáver del delantero fue encontrado entre los escombros dos meses después. El cuerpo de Ibbotson no ha sido encontrado.

[UNA FAMILIA MURIÓ A MANOS DE UN CONDUCTOR QUE SE DISTRAJO CON EL CELULAR Y AHORA USAN LAS IMÁGENES PARA CONCIENTIZAR]

La Agencia de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido informó el miércoles que las pruebas de toxicología detectaron “una elevado nivel de saturación de COHb (la combinación del producto de monóxido de carbono y hemoglobina) en la sangre de Sala.

Indicó que el nivel alcanzó el 58%, superando el 50% “generalmente considerado potencialmente fatal” para un individuo sano.

“Este boletín especial resalta el peligro de exposición al monóxido de carbono en los aviones con motor de turbina y pistón”, informaron desde la Air Accidents Investigation Branch (AAIB).

[EL CASO QUE CONMOCIONA A COLOMBIA: UN CANTANTE MATÓ AL ASESINO DE SU ESPOSA DURANTE UN ATRACO]

Agregaron que: “Las pruebas de toxicología encontraron que el pasajero tenía un alto nivel de saturación de COHb (el producto combinado de monóxido de carbono y hemoglobina). Se considera probable que el piloto también hubiera estado expuesto al monóxido de carbono”.

“La exposición al monóxido puede generar daño en el cerebro, corazón y el sistema nervioso”, aseguraron.

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: Deportes