Gustavo Fernández vuelve a hacer historia en el tenis adaptado ya que por primera vez el argentino conquistó Wimbledon y llegó al número 1 del ranking mundial, después de derrotar al japonés Shingo Kunieda por 4-6, 6-3 y 6-2. El cordobés viene teniendo un año de ensueño, después de ganar en Australia y Roland Garros, los dos primeros Grand Slams del año.

Gusti Fernández, de 25 años e hijo del destacado exbasquetbolista de la Liga Nacional y actual entrenador de Estudiantes de Olavarría, Gustavo Ismael Fernández, logró su quinto Grand Slam de su carrera en un lugar que hasta ahora le había sido esquivo: El Lobito había perdido las finales de 2017 y 2018 y pudo tomarse revancha este año.

videoinfo__video2.bles.com||c612a6d3a__

La hazaña de Feernández toma mucha más relevancia después de imponerse a Kunieda, considerado el mejor tenista de tenis adaptado de la historia. El japonés, de 35 años, fue el atleta que modificó el tenis en silla de ruedas por completo, el que lo volvió mucho más potente, estratégico y atractivo.

videoinfo__video2.bles.com||727101e08__

El Lobito Fernández, nacido en Río Tercero, empezó perdiendo el partido, pero se recuperó. Con tiros largos desde el fondo y buenas devoluciones terminó imponiendo su juego, ante un rival sumamente peligroso. A partir del lunes, Gusti será nuevamente número 1 del ranking y se enfocará en el US Open, último grande de la temporada y una de sus cuentas pendientes.

Fuente: El Tribuno.

Le puede interesar: El anciano que usó 9 pares de zapatos para caminar 2000 km y transmitir un importante mensaje

videoinfo__video2.bles.com||29a92229b__

Categorías: Deportes