Redacción BLes — El patinador artístico de EE. UU., Timothy LeDuc, repudió las violaciones sobre los derechos humanos que están ocurriendo en China bajo el régimen comunista poco después de clasificarse para participar en los Juegos Olímpicos de Beijing 2022.

El domingo LeDuc le dijo a los periodistas cuando le preguntaron sobre los derechos humanos en China, que “no hay una respuesta simple”, pero que reconoce que están cometiendo abusos “horribles”, acorde a lo que reportó USA Today.

“Lo que puedo decir es que reconocemos absolutamente las cosas horribles que hemos visto que les sucedieron a los uigures. El otro día leí en alguna parte que es el mayor número de personas recluidas en campos de internamiento y trabajo desde la Segunda Guerra Mundial”, dijo. 

“Quiero decir, estos son horribles abusos de los derechos humanos que estamos viendo. Y puedes sentirte muy impotente cuando lees esas cosas, porque piensas, ‘¿qué puedo hacer?’”, agregó el patinador.

LeDuc además expresó: “A veces me siento impotente al ver la situación en China. Puedo usar mi voz aquí, sí. Pero lo que puedo hacer aquí para defender los derechos humanos es asegurarme de estar alerta y votar por la gente de mis comunidades locales y las elecciones estatales y locales para defender los derechos humanos aquí también”.

Estados Unidos es una de varias naciones que optaron por boicotear diplomáticamente los Juegos debido a los abusos que comete el Partido Comunista chino (PCCh), incluido su trato a los uigures, a los tibetanos, cristianos y practicantes de la disciplina espiritual Falun Gong (también denominada Falun Dafa). 

En un boicot diplomático los atletas seguirán participando en los Juegos, pero mantendrá a los políticos y diplomáticos en casa.

Si bien muchos activistas presionaron para que se realice un boicot total, uno de los funcionarios estadounidenses que manifestó su desacuerdo fue el Senador Republicano Ted Cruz, quien alegó que al hacerlo se estaría castigando el esfuerzo de los atletas. 

Según informó Breitbart, el fin de semana miembros de grupos que están siendo perseguidos por el régimen chino se reunieron con deportistas olímpicos que estaban entrenando en Minnesota para hacerles llegar una carta en la que expresaban su oposición a que se realicen los Juegos de Beijing. 

En dicha reunión algunos deportistas se sacaron fotos con los activistas, entre ellos el campeón de snowboard Shaun White, quien a pesar de que puede verse comprometida su seguridad en Beijing, posó con una bandera tibetana.

“Nunca hemos querido politizar los Juegos Olímpicos de Invierno, pero desde hace casi dos años, el COI nos ha fallado, y les ha fallado a ustedes”, decía en parte la carta. “Por eso, dentro de un mes, el COI les pedirá que se pongan al lado del gobierno genocida chino en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos, y que se unan a ellos para legitimar la propaganda, el encubrimiento deportivo y el silenciamiento de un Holocausto del siglo XXI”, decía parte de la carta.

Tanto en Tíbet como en la zona de Xinjiang, donde se concentra el mayor número de campos de concentración chinos, los supervivientes han dado testimonios de haber sufrido o presenciado trabajos forzados y abusos contra los derechos humanos, incluso denunciaron la sustracción forzada de órganos con los que el régimen mantiene un lucrativo negocio de trasplantes.

Vanesa Catanzaro – BLes