Redacción BLes – El actor y comediante Ricky Gervais está respondiendo a las críticas de los principales medios de comunicación sobre su rol de anfitrión en los premios Globos de Oro, señalando que apuntó con humor a objetivos que a los liberales generalmente les encanta odiar, como las grandes corporaciones y los millonarios.

Gervais tuiteó el lunes que la gente ha estado llamando a sus bromas de los Globos de Oro “de derecha” a pesar del ángulo populista de su rutina.

“¿Cómo se puede considerar ser de derecha burlarse de las grandes corporaciones y las personas más ricas y privilegiadas del mundo?” escribió en su Twitter.

El comediante de origen británico parecía estar respondiendo a comentarios como los del escritor de Vanity Fair y el ex editor de Entertainment Weekly Mark Harris, quien se quejó en Twitter el lunes diciendo que burlarse de las celebridades es un “tema de conversación de derecha”.

Asimismo Harris calificó de “cansados” los chistes de Gervais sobre celebridades privilegiadas.

“No es un acto de decir la verdad al poder o de valentía atacar a las celebridades en ese frente: es una forma cansada de regañar a la gente en silencio porque no te gusta lo que dicen”, escribió Harris.

Los Angeles Times también salió en defensa de las celebridades ofendidas, protegiendo su honor al retratar a Gervais como nihilista y mezquino.

“Lo último que alguien necesitaba era que el sonriente maestro de ceremonias los reprendiera por tener esperanza, o se burlara de la sala por tratar de usar su influencia para cambiar las cosas para mejor”, escribió un crítico del Times.

Durante la transmisión del domingo, Gervais no dejó piedra sin mover mientras hacía bromas sobre Jeffrey Epstein, Harvey Weinstein y el Príncipe Andrew.

“[Afterlife] es un programa sobre un hombre que quiere suicidarse … Alerta de spoiler, la segunda temporada está en camino, así que no se suicidó… al igual que Jeffrey Epstein” dijo el domingo el comediante.

El movimiento MeToo e ISIS también recibieron cierta cobertura durante su monólogo de apertura de ocho minutos en el escenario, antes de suplicar a las estrellas que aceptaran sus estatuillas con poca fanfarria. 

“No sabes nada sobre el mundo real. La mayoría de ustedes pasó menos tiempo en la escuela que Greta Thunberg”, dijo a la multitud.

“Entonces, si ganas, sube, acepta tu pequeño premio esta noche, sube, acéptalo, agradece a tu agente y a tu Dios, y vete a la m****. A nadie le importan tus puntos de vista sobre política o cultura” agregó.

Gervais también apuntó a Apple , que recientemente se convirtió en un jugador importante de Hollywood gracias a sus nuevas empresas Apple Studios y Apple TV+. 

“Apple rugió en el juego de televisión con The Morning Show, un espectáculo excelente”, dijo Gervais. “Un drama excelente sobre la importancia de la dignidad y hacer lo correcto, hecho por una compañía que dirige talleres de explotación en China”.

Dirigiéndose al salón de baile lleno de celebridades, Gervais continuó: “Dices que estás ‘despierto’, pero las compañías en las que trabajas para Apple, Amazon, Disney … si ISIS iniciara un servicio de transmisión, llamarías a tu agente, ¿no?”

Esta fue la quinta vez que Gervais presenta la gala, luego de liderar el espectáculo entre 2010 y 2012 y nuevamente en 2016.  

Gervais le dijo a la audiencia de los Globos de Oro el domingo que este sería su último período como anfitrión de la ceremonia anual.

En un tweet después de la ceremonia, expresó: “Gracias por todos sus increíbles comentarios sobre mi monólogo de los Globos de Oro. La mejor reacción y eso significa mucho para mí. Me lo pasé genial, pero gracias a Dios se acabó”.

Hollywood sigue siendo una de las fuentes principales de promoción del Partido Demócrata y de las izquierdas ideológicas.

Los pocos actores conservadores -que defienden la vida, la familia y la patria- han comentado que si en Hollywood eres del partido republicano o de derecha te conviertes en el enemigo y formas parte de su ‘lista negra’.

Por ello parece ser un requisito indispensable pertenecer al ala progresista para ser triunfar en la ‘alfombra roja’ de Hollywood y cuando dices verdades ‘políticamente incorrectas’ como las de Gervais pasas automáticamente a la lista negra. Quizás por ello el actor se despidió de los Globos de Oro, presumiendo que nunca más lo van a llamar para ser anfitrión.

Te puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Ad will display in 09 seconds