Redacción BLesEl bufete de abogados Westpfahl Spilker Wastl (WSW, por la sigla en alemán) acusa al Papa Benedicto XVI de saber que los sacerdotes abusaban de los niños, al menos en cuatro casos, pero no los detuvo cuando era arzobispo de Múnich, Alemania, de 1977 a 1982.

“En un total de cuatro casos, llegamos a la conclusión de que el entonces arzobispo, el cardenal Ratzinger, puede ser acusado de mala conducta”, afirmó el abogado Martin Pusch, uno de los autores del informe, de acuerdo con Fox News del 20 de enero.  

A pesar de que Ratzinger había negado las acusaciones, los investigadores encontraron que en dos de los casos ocurridos bajo su arzobispado, los abusadores fueron castigados por el sistema judicial, pero siguieron en sus cargos y no se actuó contra ellos siguiendo el derecho canónico.

En otro de los casos, luego de que el culpable fuera condenado por la justicia alemana fue vinculado a la archidiócesis de Múnich con conocimiento de Ratzinger. 

Asimismo, otro sacerdote pederasta fue remitido bajo la jurisdicción del mismo arzobispo para someterse a terapia y retomó sus funciones, siendo condenado seis años más tarde por abusar de un niño. 

El informe de WSW se titula: “Abusos sexuales a menores y adultos acusados por el clero y el personal a tiempo completo en el ámbito de la archidiócesis de Múnich y Freising desde 1945 hasta 2019”.

En él se incluyen las reacciones de los responsables de la archidiócesis al saber de las denuncias de abusos, y si siguieron correctamente las leyes seculares y eclesiásticas, según el medio alemán Deutschlandfunk.

La investigación encontró que se había cometido violencia sexual contra 497 víctimas, la mayoría de ellas varones. Se logró identificar a 235 presuntos responsables entre 1945 y 2019, entre ellos había 173 sacerdotes. 

Igualmente, sostiene que en 42 casos los dirigentes de la iglesia que aún viven han cometido una falta. Adicionalmente, que “se destruyeron archivos a gran escala”.

También acusa al presidente de la Conferencia Episcopal Alemana que ocupó el cargo entre 1982 y 2008, Friedrich Wetter, ahora de 93 años, de mala conducta en 21 casos.

Por su parte, el arzobispo en funciones, el cardenal Reinhard Marx, tampoco sale ileso dado que se le describe por no haberse ocupado lo suficiente de la tramitación de los casos de abusos sexuales, en particular en dos casos concretos.

La investigación de WSW revela el más reciente de los escándalos de abusos sexuales que acosan a la Iglesia católica. 

Justamente, el expapa Benedicto XVI,  de 94 años, negó saber de los abusos sexuales en la orden religiosa católica de los Legionarios de Cristo, fundada en México por Marcial Maciel, fallecido en 2008 y acusado de abusar de decenas de menores.

No obstante, de acuerdo con lo manifestado por el Papa Francisco, el entonces cardenal Joseph Ratzinger buscó una sanción contra Maciel. 

“Él (Ratzinger) fue con todos sus expedientes. Y cuando volvió le dijo a su secretario: ‘Ponlos en el archivo. La otra parte ha ganado. Pero luego, una vez que se convirtió en Papa, lo primero que dijo fue ‘Tráeme los expedientes del archivo’, y empezó”, relató Francisco. 

Finalmente, el Vaticano bajo Benedicto sancionó a Maciel con una vida de penitencia y oración por sus crímenes.

En este contexto, el Vaticano expresó el 20 de enero “vergüenza y remordimiento” en respuesta a las revelaciones de abusos del informe. presentado por WSW. 

José Hermosa – BLes.com