Redacción BLes– La fiscalía de Francia acusó a la empresa farmacéutica Sanofi por homicidio involuntario, y por los defectos de nacimiento de hasta 30.000 niños cuyas madres tomaron una de sus medicinas contra la epilepsia.

Los riesgos de que la molécula Valproato, distribuida con el nombre de Depakine entre otros, generara defectos de nacimiento se conocían desde 1983 y a ellos se agregaron los problemas de aprendizaje y de autismo en 2004, señala el medio Strait Times del 3 de agosto. 

La medicina se receta como tratamiento contra la epilepsia, las migrañas y el trastorno bipolar desde 1967, no obstante, se descubrió que entre el 10% y el 40% de las madres en gestación que lo ingieren pueden transferir malformaciones congénitas, autismo y dificultades de aprendizaje a sus bebés.

“Esta nueva acusación es una gran victoria para los familiares de las víctimas de Depakine que han presentado una denuncia para que estos crímenes no queden impunes”, declaró la asociación Apesac que ayuda a las víctimas, según Le Parisien. 

Apesac representa a 4.000 personas, la mitad de las cuales son niños enfermos, y determinó demandar a Sanofi en 2016.

Las estimaciones de Apesac indican que las víctimas podrían haber sido “unos 50.000 niños”, muertos o discapacitados. Esta asociación desde el 2011 advierte de los peligros del valproato de sodio, la molécula perjudicial.

 Adicionalmente, Sanofi es acusada por familiares de las víctimas, en otros casos, de  fraude agravado y de causar involuntariamente lesiones a 42 pacientes.

Por su parte, Sanofi argumenta en su defensa que en la década de 1980 había advertido a las autoridades sanitarias de los riesgos de la droga.

En esta ocasión tiene programado impugnar los procedimientos legales que la involucran en los delitos por los que fue demandada, y señala que ha “cumplido con su obligación”  de advertir sobre los riesgos que sus medicamentos podrían ocasionar a los usuarios. 

Por otro lado, se presentaron 500 demandas por daños causados con las drogas de Sanofi ante el Organismo Nacional de Indemnización por Accidentes Médicos de Francia y el Estado propone indemnizar a las víctimas con 10.5 millones de dólares. 

Esta misma multinacional farmacéutica compite en el desarrollo de la vacuna contra el virus PCCh (Partido comunista de China) en asociación con la compañía GSK de Reino Unido. El gobierno de Estados Unidos aportará 2.900 millones de dólares como parte de la financiación de este proyecto.

José Hermosa-BLes.com