El Gobierno alemán calcula que la pandemia global de virus del PCCh (Partido Comunista Chino), provocada por el nuevo virus del PCCh , puede haber dejado atrapados hasta 200.000 turistas alemanes en el extranjero. No está claro cuántos de ellos podrían esperar ahora mismo su retorno desde América Latina, aclara el ministerio alemán de Exteriores, consultado por DW, “pues no observamos los países según su pertenencia regional, sino por separado, según la urgencia de la necesidad de acción”.

La autoridad alemana advierte, al menos hasta finalizado abril, “contra viajes turísticos innecesarios”, en vista de las drásticas y crecientes restricciones en el tráfico aéreo e internacional, así como de las restricciones de entrada, medidas de cuarentena y restricciones a la vida pública en muchos países del globo. El riesgo de quedar temporalmente varado “es actualmente alto en muchos destinos”, insiste.

Operación retorno en 8 países latinoamericanos

Por ello, ha desplegado un amplio operativo de retorno para nacionales y sus familias, lo mismo de vacaciones que en otras estancias temporales en el extranjero (intercambios académicos, au pair, etc.). “En los últimos dos días hemos podido retornar a más de 30.000 personas y, en los próximos, podremos traer probablemente a unas 10.000 diarias de regreso a Alemania”, adelantó el ministro de Exteriores Heiko Maas, el pasado viernes. Entretanto, las autoridades celebran el retorno de más de 120.000 personas.

La acción incluía, hasta este lunes (23.03.2020) a 16 países del globo. De ellos, la mitad son latinoamericanos: Argentina, Chile, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, México y Perú se hallaban ya esta tarde entre los que el Gobierno alemán ha priorizado como destinos con una cifra significativa de conciudadanos varados, con dificultades para regresar por sus propios medios o con la ayuda de sus operadores turísticos. Y Colombia se sumó en la noche. Pero no son los únicos.

“Por favor, sáquennos pronto de Panamá. La mayoría de los hoteles cierra y ya no hay posibilidades de partir en un vuelo programado”, solicitaba a las autoridades un turista alemán en la red social Instagram. “La situación es dinámica”, reconoció el ministerio a DW. La operación de retorno se ha ido adaptando a la demanda (¿cuáles son los países más afectados?), así como a razones logísticas (¿dónde se dispone aún de vuelos comerciales?).

“Ya hemos terminado con algunos países”, declaró el ministro alemán de Exteriores el viernes. Pero muchos se están reportando y registrando ahora debido a la operación, que Maas supone que le ocupará por dos o tres semanas más, mientras Alemania pueda contar con derechos de sobrevuelo o aterrizaje en los países involucrados.

Sin operación retorno

“No hay ya más vuelos. Y mientras tanto, la situación aquí empeora. A partir del miércoles se espera una prohibición total de salidas, desde entonces, nuestro hotel estima que tendrá que cerrar”, cuenta el turista alemán que pidió ayuda a Exteriores desde Panamá vía Instagram, contactado por DW. “Pero algo se está moviendo”, agrega: “El primer avión sale el miércoles. Desafortunadamente, no estamos en él. Así que ahora vemos dónde podemos vivir desde el miércoles y esperamos que los próximos vuelos lleguen pronto”.

Estaba de vacaciones con su novia desde antes de estallar la crisis y confió en que aún podría usar su vuelo de regreso, programado para hoy y cancelado hace tres días, cuando ya todos los demás posibles estaban reservados. Ahora está “extremadamente preocupado” por conseguir alojamiento, pues “las calles tampoco son seguras, especialmente porque la gente, comprensiblemente, teme a los europeos o está enojada con nosotros”, dice, sin querer identificarse por su nombre.

Es la tensión del momento. El deseo de volver a casa a toda costa. “Tengo la sensación de que la embajada está haciendo todo lo posible (eso espero). Quiero contar lo difícil que es, sin quejarme. Me gustaría estar en el próximo vuelo”, explica.

“Ayudar a todos los alemanes varados”

“Por supuesto”, la operación seguirá ampliándose, confirmó el ministerio a DW. La promesa del Gobierno es “ayudar a todos los alemanes que están varados”; además de a los familiares de otras nacionalidades que viajen con ellos y tengan residencia en Alemania, según se lee en la página web de Exteriores que responde a las preguntas más frecuentes en esta crisis.

Una plataforma, especialmente diseñada para el registro de los varados en países para los que ya hay organizada una operación de retorno, ayuda al ministerio de Exteriores y a las representaciones de Alemania en esos países a planear los vuelos. Los varados en otros destinos deben registrarse en otra plataforma general, para el Registro Electrónico de Alemanes en el Extranjero. A todos, se les recomienda solicitar apoyo a sus misiones diplomáticas.

Para quienes no son nacionales alemanes pero viven y tienen un permiso de residencia en Alemania y han viajado desde aquí de vacaciones, “haremos nuestro mejor esfuerzo para encontrar una solución dentro de las capacidades”, aseguran las autoridades. Y lo mismo vale para quienes poseen otra nacionalidad europea.

Ciudadanos alemanes en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza en Buenos Aires. (Imagen alianza/ dpa/ R. Hirschberger/ via DW)
Ciudadanos alemanes en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza en Buenos Aires. (Imagen alianza/ dpa/ R. Hirschberger/ via DW)

El Gobierno alemán organiza las operaciones con todas las aerolíneas comerciales que aún vuelan desde los destinos afectados. Donde esa posibilidad no funciona, se organizan vuelos chárteres con las aerolíneas Lufthansa, TUI y Condor. Ya en territorio alemán, el ferrocarril alemán, Deutsche Bahn, transporta a los viajeros, “como parte de la campaña de regreso, de forma gratuita”, asegura la web de Exteriores.

Loas y críticas a la operación se reparten por igual en las redes sociales. “A nosotros nos han fallado. Los operadores turísticos compran contingentes enteros en los vuelos de Condor en Cancún y a los otros simplemente se les desanima. Condor acá dice que Exteriores no ha pagado aún, por eso los operadores turísticos tienen prioridad”, se queja un usuario.

Exteriores, que responde diligentemente la mayoría de los comentarios, desmiente: “Esta afirmación es incorrecta. El Ministerio Federal de Relaciones Exteriores alquila sus propios vuelos chárteres para recoger a los alemanes varados. Por favor regístrese en http://rueckholprogramm.de”.

A otros ciudadanos alemanes que observan la operación desde casa y se preguntan, por ejemplo, por qué quienes regresan del extranjero no usan mascarillas o guardan distancia entre ellos, otros usuarios les responden que quizás porque vuelven de países de bajo riesgo a uno de alto: Alemania. Exteriores, por su parte, los remite al Ministerio de Salud.

Fuente: DW

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds
Temas: Categorías: Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.