Redacción BLes – El gobierno canadiense gastó 39 millones de dólares en consultores privados para reducir la gran cantidad de solicitudes acumuladas de acceso a la información, solicitados por el público. 

Y si bien el gobierno dice que contrató dichas empresas para avanzar con las solicitudes retrasadas, sin embargo parecería que han sido contratadas para hacer exactamente lo contrario.

¿Será que el gobierno de Trudeau no tiene mucha intención de rendir cuentas? algo típico de los regímenes totalitarios.

Pero veamos esta información que cuestiona el gasto que se hizo con el dinero de los contribuyentes