Redacción BLes– Miles de mujeres se han quejado de problemas de salud menstrual tras ser vacunadas contra el virus PCCh.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA, por sus siglas en ingles) británica ha registrado casi 4.000 casos de problemas menstruales debidos a las vacunas contra el virus PCCh hasta el 17 de mayo de 2021. Según el Sunday Times, esto incluye 2.734 informes vinculados a la vacuna de la Universidad de Oxford-AstraZeneca, 1.158 a la vacuna de Pfizer-BioNTech y 66 a la vacuna de Moderna.

Las autoridades reconocen que las vacunas conllevan cierto riesgo de que los pacientes experimenten efectos secundarios adversos.

“La MHRA está vigilando estrechamente los informes sobre trastornos menstruales (problemas de la regla) y hemorragias vaginales inesperadas tras la vacunación contra la COVID-19 en el Reino Unido”, dijo la agencia en su sitio web. “Se han notificado una serie de trastornos menstruales después de las tres vacunas COVID-19, incluyendo períodos más abundantes de lo habitual, retrasos en los períodos y sangrado vaginal inesperado”.

Sin embargo, los “expertos independientes” del Grupo de Trabajo de Expertos en Riesgos de las Vacunas COVID-19 de la Comisión de Medicamentos Humanos, y del Grupo Asesor de Expertos en Medicamentos para la Salud de la Mujer, siguen sin estar convencidos de que la vacuna contra el virus PCCh sea la culpable de los problemas menstruales.

Le recomendamos: Antes de ser una “AMENAZA”, los DEMÓCRATAS le pidieron consejos económicos a Trump

Ad will display in 09 seconds

“Las pruebas actuales no sugieren un aumento del riesgo de trastornos menstruales ni de hemorragias vaginales inesperadas tras las vacunas”, dijo la MHRA en su sitio web.

Estos “expertos” explicaron que los casi 4.000 informes de problemas menstruales no eran suficientes para justificar una advertencia de salud pública.

“El número de informes sobre trastornos menstruales y hemorragias vaginales es bajo en relación tanto con el número de mujeres que han recibido las vacunas COVID-19 (virus PCCh) hasta la fecha, como con lo comunes que son los trastornos menstruales en general”, dijo la agencia.

Sin embargo, Victoria Male cree que el número real de mujeres que sufren problemas menstruales es mucho mayor de lo que se informa. La jefa de inmunología reproductiva del Imperial College de Londres reveló que muchas mujeres desconocen el sistema de la Tarjeta Amarilla de la MHRA, que permite a las pacientes notificar los posibles efectos secundarios después de recibir la vacuna.

“Muchas personas” le han contado a Male que han experimentado un retraso o un aumento inusual de la menstruación tras recibir la vacuna contra el virus PCCh.

“Esto es muy similar a los informes que estamos viendo en Yellow Card”, dijo según Yahoo Life.

BLes entiende que las mujeres de entre 30 y 49 años corren el mayor riesgo de experimentar problemas menstruales, que a menudo implican un sangrado “más abundante de lo habitual” o la ausencia del periodo.

Las anomalías del periodo afectan a una cuarta parte de las mujeres en edad fértil. Los posibles síntomas son sangrados más abundantes o más ligeros de lo habitual, periodos tardíos o tempranos y calambres. Según el Daily Mail, los cambios hormonales y el estrés, así como ciertos trastornos médicos y medicamentos, suelen ser los causantes de estas molestias.

Aunque las tres vacunas contra el virus PCCh se anuncian como seguras para las mujeres, a las británicas menores de 40 años se les ofrecen regularmente alternativas a AstraZeneca debido al riesgo de desarrollar coágulos de sangre.

El Comité Mixto de Vacunación e Inmunización también recomienda que las mujeres embarazadas reciban las vacunas de Pfizer y Moderna cuando estén disponibles.

En Estados Unidos se han registrado efectos secundarios similares tras la vacunación. Sin embargo, los científicos se resisten a confirmar cualquier relación entre el virus PCCh y los problemas del periodo.

Kathy Vittetoe – BLes.com