Redacción BLesCientíficos alemanes descubrieron peligrosas sustancias químicas en las mascarillas de uso diario, obligatorias en muchos países para evitar la supuesta infección y dispersión del virus PCCh (Partido Comunista de China).

También les preocupa que el uso continuado de estos dispositivos genere graves problemas de salud a los usuarios, dado que sin saberlo, respiran carcinógenos, alérgenos y diminutas microfibras sintéticas que se depositan en sus pulmones, según el medio alternativo Ecotextile del 1.° de abril. 

Una de las causas que propicia el atentado contra la salud y el medio ambiente que representan las mascarillas comunes, es la ausencia de normas que regulen sus características, como sí existen para las protecciones especializadas que suelen utilizar los médicos. 

Uno de los que especialistas que alertan sobre estos riesgos es el profesor Michael Braungart, director del Instituto Medioambiental de Hamburgo y cofundador de la mundialmente conocida norma medioambiental Cradle to Cradle. 

“Lo que respiramos por la boca y la nariz son en realidad residuos peligrosos”, sostiene Braungart. 

Braungart detectó sustancias químicas carcinógenas como la anilina, el formaldehído y blanqueadores ópticos, muy restringidos en los bienes de consumo por las autoridades europeas y estadounidenses.

Otros científicos hallaron una fuerte contaminación  de fluorocarbonos peligrosos, formaldehído, y otras sustancias potencialmente cancerígenas, en las mascarillas quirúrgicas.

Le recomendamos:

“Solo puedo decir al 100% que tengo preocupaciones similares a las del profesor Braungart”, señaló el destacado químico, director general y cofundador de Modern Testing Services Augsburg (Alemania), Dr. Dieter Sedlak.

Por otro lado, las mascarillas textiles también implicarían cierto riesgo para la salud, aunque en una escala mucho menor. Además, los fabricantes podrían ser demandados por los eventuales daños que causen. 

También se hace notar que el 85% de las mascarillas utilizadas en el mundo proceden de fábricas vinculadas al Partido Comunista de China (PCCh), que han generado inquietud por ciertas deficiencias en los procesos y por la opacidad de las cadenas de suministro, informa Daily Mail. 

El uso mismo de las mascarillas es controvertido. En este sentido el periodista italiano Cesare Sacchetti sostiene que la pandemia es un engaño, e ilustra la falsa protección que se le atribuye al uso constante de las mascarillas contrastándolo con la disminución de las infecciones en Texas al dejar de usarlas. 

“Los covidiotas afirman que si todo el mundo usa una máscara, la pandemia falsa se acabaría ahora. Es todo lo contrario. Desde que Texas levantó los mandatos de máscaras, los casos de Covid se retiraron”.

Y agrega “La “solución” del sistema es el problema. Los covidiotas son los que mantienen viva la falsa pandemia”.

José Hermosa – BLes.com