Redacción BLes – Corea del Sur está poniendo en marcha un grupo de trabajo para estudiar la posibilidad de prohibir el consumo de carne de perro después de que el presidente se ofreciera a estudiar la posibilidad de acabar con esta práctica.

Sin embargo, según Fox News Business, encuestas recientes muestran que la gente se opone a la prohibición de la carne de perro, aunque muchos no la coman.

Siete oficinas gubernamentales, entre ellas el Ministerio de Agricultura, decidieron formar el grupo, que incluirá a funcionarios, expertos civiles y personas de organizaciones relacionadas, para que aporten sugerencias sobre la conveniencia de prohibir el consumo de carne de perro.

Según el comunicado, las autoridades recopilarán información sobre las granjas de perros, los restaurantes y otras instalaciones, al tiempo que examinarán la opinión pública.

La declaración decía que “la conciencia pública de sus derechos básicos y las cuestiones relativas a los derechos de los animales se enredan de forma complicada” cuando se trata de la carne de perro.

El primer ministro Kim Boo-kyum dijo: “A medida que el número de familias con mascotas ha aumentado rápidamente y el interés público por los derechos y el bienestar de los animales ha crecido en nuestro país, han aumentado las voces que dicen que ahora es difícil ver el consumo de carne de perro como una simple cultura alimentaria tradicional”.

Los granjeros afirman que la puesta en marcha del grupo de trabajo es una mera excusa para cerrar sus granjas y restaurantes de carne de perro, mientras que los activistas creen que el anuncio del gobierno muestra una falta de compromiso para prohibir el consumo de carne de perro.

En Corea del Sur se matan cada año entre un millón y 1,5 millones de perros para la alimentación. Además, miles de granjeros crían actualmente entre 1 y 2 millones de perros para carne, según la organización de Ju Yeongbong, secretario general de una asociación de criadores de perros.

El Sr. Ju afirmó que los granjeros, que son principalmente pobres y ancianos, querían que el gobierno legalizara el consumo de carne de perro durante unos 20 años, con la esperanza de que la demanda disminuyera gradualmente.

Sin embargo, Lee Won Bok, director de la Asociación Coreana para la Protección de los Animales, afirmó que “Corea del Sur es el único país desarrollado en el que la gente come perros, un acto que está perjudicando nuestra imagen internacional”. “Aunque la banda de K-pop BTS y el (drama coreano) Squid Game estén en el número 1 del mundo, los extranjeros siguen asociando a Corea del Sur con la carne de perro y la Guerra de Corea”.

Actualmente, la carne de perro no es legal ni está oficialmente prohibida en Corea del Sur.

Dawn Barlowe – BLes.com