Redacción BLes– El gobierno indio acaba de prohibir 47 aplicaciones chinas además de las 59 ya prohibidas, entre las que está el popular Tik Tok, según reportó Daily Mail.

La decisión llega a menos de un mes de la prohibición inicial de 59 aplicaciones chinas luego del conflicto entre China e India el 15 de junio pasado en la región norte de Ladakh, donde militares chinos mataron a 20 soldados indios.

Si bien no hubo una declaración oficial con respecto a la prohibición, ni tampoco una lista con todas las aplicaciones a prohibir, los medios de comunicación indios han reportado ampliamente la medida.

“El Ministerio de Tecnología de la Información ha recibido muchas quejas de diversas fuentes, incluyendo varios informes sobre el uso indebido de algunas aplicaciones móviles disponibles en las plataformas Android e iOS para robar y transmitir subrepticiamente los datos de los usuarios de manera no autorizada a servidores que se encuentran fuera de la India”, dijo el gobierno en una declaración el 29 de junio.

La tensión entre China e India ha escalado desde el incidente del 15 de junio debido a que circuló en las redes una foto con el arma que usaron los militares chinos del Ejército Popular de Liberación, para matar a los soldados indios y luego mutilar sus cuerpos. El número de muertes de soldados chinos, si es que existe, no ha sido reportado.

Ciudadanos indios tomaron las calles para manifestar su repudio a los hechos con carteles pidiendo boicot a los productos “hechos en China” y fotos del líder Xi Jinping tachado.

India no es el único país que está tomando medidas en este aspecto. El 14 de julio pasado el Reino Unido anunció que dejará afuera a la empresa estatal de comunicaciones Huawei de la red 5G luego de las recomendaciones hechas por los Estados Unidos por cuestiones de seguridad nacional.

El congresista republicano Josh Hawley presentó el 23 de julio una resolución para prohibir la aplicación Tik Tok entre los empleados federales y se espera que la medida sea expandida a otros sectores.

Con la firme determinación del Secretario de Estado Mike Pompeo, el PCCh se ha visto acorralado por su mal comportamiento, entre otras cosas por usar aplicaciones y dispositivos chinos para hackear sistemas, espiar y robar información de otros países.

El reciente cierre del consulado chino en Houston presuntamente fue en respuesta a un hackeo de agentes chinos que residían en ese consulado, entre otros a un laboratorio estadounidense que investiga la vacuna contra el COVID-19 o virus PCCh.

Esta última medida de la Administración del presidente Trump es vista por los expertos como una de las más drásticas y audaz desde que los Estados Unidos comenzó a responsabilizar al régimen chino por sus crímenes.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com